23 de septiembre de 2010

Una de Cal y otra de Arena


Como ya recordaréis, el pasado martes el Senado de los Estados Unidos echaba para atrás el debate de la famosa ley del don't ask, don't tell. El debate era una condición previa para poder cambiar la ley, así que, aunque le pese a Obama y a muchos de sus conciudadanos, EE.UU. sigue siendo un estado segregacionista y discriminador, también en lo que tiene que ver con el matrimonio homosexual.

Afortunadamente, tenemos buenas noticias desde Florida…:

EE.UU.: declaran inconstitucional ley de Florida que prohíbe la adopción a gays
Una corte de apelaciones de Miami, en Estados Unidos, declaró inconstitucional una ley del estado de Florida que prohíbe la adopción a las personas homosexuales.
Los tres jueces del tribunal fueron unánimes en su fallo a favor de la eliminación de esta prohibición, y ratificaron la adopción de dos niños por parte de un hombre homosexual que los había criado como familia de acogida desde el 2004.
Florida es el único estado de EE.UU. que prohíbe expresamente la adopción por parte de mujeres y hombres homosexuales.
El Departamento de Niños y Familias de Florida está considerando si apela al fallo ante la Corte Suprema del estado.


ZAS, en toda la boca… :D


Fuente: BBC

2 comentarios:

  1. ya es cabezonería y ganas de joder puramente.
    Y lo de las adopciones...¿como pueden jugar con el cariño de esa manera?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, es genial que haya lugares en EEUU en los que se lucha por con seguir que todos tengamos los mismos derechos, independientemente de nuestros gustos ...

    Besicos!

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS