De Renfe y los Problemas del Primer Mundo

Vamos a enlazar temas como si fuera esto un cadáver exquisito. Si no sabéis lo que es, es que estáis muy poco leídas y quizás (sólo quizás) es que yo sea la típica marica de letras resabida (quizás) y, si en algo os interesase, podréis ir a la wikipedia a que os ilustren, que yo con poner el vínculo ya he hecho bastante. Al grano. Me está pasando, amigas, como hace años, que se me acumulan los temas de las entradas y aún así vamos de mamarrachada en mamarrachada, y decía que vamos a enlazar entradas porque ayer hablábamos de Hoteles Homosexuales y hoy vamos a Kike Sarasola (guiño-guiño) y su problemita con Renfe.

CLASICAZO, nenas, CLASICAZO

¿Pero a cuento de qué, Otto, tía? Pues mira, porque esta mañana alguien de mi Twitter ha hecho un RT y me ha aparecido en mi TL (tampoco estamos aquí para explicar qué es RT ni TL) lo siguiente...

Y me he quedado como Carmina en la bañera (muerta; esto sí lo explico sólo porque estamos cerca ya de Todos Los Santos y ya sabéis que yo soy muy pío y creyente). Renfe puede ser muy mierda por muchas cosas, admitámoslo. Para empezar porque el AVE Madrid-Bilbao pasa por Valladolid, que es como viajar de España a Italia pasando por Marruecos, y porque aún no hay wifi y porque hay que quejarse siempre, coño, que es deporte nacional (sí, sí, la envidia también, no me olvido), pero, alma de cántaro, Renfe no es una mierda porque no hayas

A) Impreso el billete en casa
B) Impreso en billete en las máquinas de la estación
C) Descargado el Passbook

Y esto es así, seas dueño de una cadena hotelera o seas la típica bloguera envidiosa marica mala aburrida (parad ya de ponerme epítetos que esto me supera, amigas troll) que se queja como el resto del país (menos de Carmena, ojo, OJO), porque cuando sacas el billete te plantan lo siguiente:

¡Oh, sorpresa!

¡Hombre, Kike! ¡Favor de Dios! Que lo pone muy claro, hombre... Billete impreso o billete en el móvil, y con el vínculo de descargar el Passbook ¿Que debería poderse llevar uno el pdf en el iPad? ¿Que sólo tienen que escanear los cuadraditos esos negros del código QR? Bieeeeeeeen, vale, lo admito. Lo admito yo, mi vecina la ruidosa e incluso Esperanza Aguirre, sin ser ella nada de admitir cosas.

¡Me confunde usted, caballero!

Y es que hay que ser muy justos, que enseguida se nos calienta la boquita, y a mi el primero, que será por boca y por caliente. Además, a ver, que en un minuto entras en el correo y descargas el billete o te vas a las máquinas a imprimirlo, que hay como chorromil en la entrada del control. ¡Ojo! Que te entiendo perfectamente. A mi, por ejemplo, me pasó de estar en un bar muy chic y muy de moda y muy homosexual hace unos años. Estaba hasta arriba de gente, pero había muchos camareros, guapos, fuertes y tal. Yo, que soy muy educado, me fui colocando hasta que llegó mi momento de pedir y el camarero me ignoró. Primero de la línea, en la barra, con toda mi cara plantada ahí y sonriente. Ignorado. Le llamo y hace como que no estoy, invisible. Me palpo la cara y el cuerpo, pensando que, quizás, había transmutado o estaba en proceso de metempsicosis (o transmigración) o algo así, pero no, ahí seguía yo, transparente...

Pues no sé cómo no me ve, la verdad...

A la cuarta vez que le dije perdona, ya me cambió la cara y me puse de muy mal café, y me estropeó la noche el tener que ponerme de esa manera, aunque también influyó que estaba yo medio liado con un tío que era como el perro del hortelano, que ni come ni comer deja. El caso es que esto ya fue hace tiempo, cuando esta ahora humilde bloga tenía bien de visitas, pero no se me ocurrió decir que en el bar del Hotel Óscar, que es donde todo esto tuvo lugar, había tenido una muy mala experiencia y que era una mierda... ¿Vaya desenlace, eh, amigas? Pues eso, moraleja de vieja.

Así se enhebra en esta bloga, amigas, con el dedito en el agujerito

8 comentarios:

  1. Ay jamía yo pensaba que sólo te ignoraban en el mamainés. Sí, el del billete de tren es lerdo, te lo pone muy clarito, si sólo hay que descargárselo al "selular". Por cierto ya no se llama Passbook sino Wallet.

    ResponderEliminar
  2. Ay, estas divinas... el mundo tiene que adaptarse a ellos.

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor la Sarasola quería pasar su cara por es scaner, que ahora es afamada y televisiva, y enseña sus hoteles en La Sexta, o sale con su fiel amiga la Bosé comiendo jamón... y el scaner dijo, pardilla, imprime el billete como todo el mundo, lerda.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja... como eres little Ottito!!
    Me descojoncio mogollón con los GIFS que pones ultimamente... eres mi idolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDD Gracias! Me cuesta un montón dar con ellos y ponerles pie de foto!

      Eliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.