Heteros, debes dejarles crecer

Qué finde, por dios! La familia, que es esa cosa que necesitas y que, a la vez, te da por el culo; el frío, que debería de estar acostumbrado pero no hay manera; y lo peor: los amigos heteros, jajaja...

El viernes quedamos para comer tooodos los amigotes en plan cuchipandi hetero (mejorando lo presente, claro) después de miles de correos electrónicos en los que alguno planteaba si se podía llevar a la mujer. Yo, muy tajante (que de nada me sirve) dije que nanay. A mi me caen bien sus mujeres, pero es que es la comida de los amigotes, joder, de hacer el minga y beber y tal, y no creo que con ellas controlándolos podamos pasarlo bien (lo que no incluye irse de putas, que, como ya habréis comprobado, a mi no me van y ellos no son puteros)...

La facción marica y gayfriendly llegamos a la hora y nos encontramos con que ya había una mujer y tres hijos! Luego llegaron más mujeres, más retoños y al final aquello fue como el rosario de la Aurora: niños menores de 7 años correteando, llorando, babeando... Qué horror! Algunas madres y sus hijos se retiraron y nos dejaron de sobremesa y nos fuimos a beber unas copas y mis amigos heteros empezaron a hablar de criar hijos, el trabajo, los rollos con sus esposas,el fútbol... así que hice una despedida muy a la francesa porque la degeneración alcanzada era apocalíptica.

El sábado por la tarde también quedamos, pero sólo con los heteros solteros, sin hijos y sin mujeres y ya la cosa cambió... mucho más divertido, hablando de lo nuestro y tal. Me reí mucho y les expliqué que no se podían imaginar el contraste de quedar con ellos (heteros) y de quedar con mis otros amigos (no heteros) y salir por Madrid (bueno, o salir, en general). De hecho creo que es una experiencia cercana a la esquizofrenia, dos realidades en un solo universo. Es curioso cómo compartimentamos los mundos y dejamos de lado lo que no nos acaba de entretener, y es curioso cómo el mundo hetero ignora nuestra realidad, o piensa que estamos todo el día en un cuarto oscuro, lo que no es siempre cierto (en mi caso, jamás...), o rodeados de dragqueens y cosas así de faranduleras... Ay! Cómo son! En fin, que no es que me esté volviendo heterófobo, faltaría más, pero homocentrista cada día más. Amén.

Bueno, y quedan sólo 6 días para que no volvamos a volver a sufrir el tabaco por bares y restaurantes... De eso hablaré mañana. Ahora este cuerpo, que dice sexo sólo con verlo...

9 comentarios:

  1. Yo cada día odio más las comidas/cenas con amigas. Siento que vivo en una realidad paralela (o para-lela más bien).

    De lo del tabaco no sabes cuanto me alegro, que estaba ya hartita de eso del que "el humo le va a las guapas"

    ResponderEliminar
  2. AY NOOOO. Yo fumo y todavía no sé qué hacer con mi vida!!!
    Felices fiestas Otto!
    Mmmua

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, hacía mucho que no me reía tanto con el título de un post. :-P Yo distinguiría entre "amigos heteros" y "amigos heteros de toda la vida", que creo que vienen siendo mi equivalente a tus heteros. Pero tienes razón, a veces hacen que uno se sienta ya no homocentrista sino homosupremacista... Especialmente el típico que cada cena navideña me dice que si no lo he hecho con una tía cómo sé que no me gusta... ¡Argh!

    ResponderEliminar
  4. Uf, yo vivo en heterolandia y cada día estoy más convencido de que hablamos idiomas diferentes... el día 30, heterocena de amigos SIN mujeres (no veas lo que ha costado, uf)

    ResponderEliminar
  5. Pues nosotros quedamos mucho con nuestros amigos todos heteros y todos con sus mujeres. Pero es curioso:nos sentamos a la mesa separados por sexos, ellas a un lado y nosotros al otro. Y ya ellas ni se mosquean.
    Lo pasamos bien aunque es cierto que son dos mundos dentro de uno.

    ResponderEliminar
  6. Espero que todo esto no te impida quedar con una mujer hetero a tomar un café, prometo intentar no aburrirte :D

    ResponderEliminar
  7. Lo que no entiendo es como repites todos los años,es un corta y pega del post del año pasado.Jsjsjs.
    Bisitos.

    ResponderEliminar
  8. Ains, sí, dos mundos, ya te digo!!!

    Y odio las cenas a mogollón con todas las parientas e hijos, pero chico, a veces son inevitables ... aunque yo las evito todo lo que puedo y de momento lo consigo jejeje
    En mi caso lo que pasa es que en casi todos los casos las parejas de los amigos/as son también amigos/as jejeje

    Bueno, eso, que el caso es disfrutar de los amigos, no?

    :-)

    Besicos!

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.