Prince Poppycock, o esa delgada linea…



Muy a menudo la cultura homosexual se relaciona aún con fenómenos esperpénticos, marginales o poco comunes como evidente consecuencia del soterramiento en el que ha vivido la comunidad gay en el mundo. Por lo general, estas manifestaciones tienden a cierta normalización y toman formas más estilizadas y más estándar, por lo general no menos llamativas. Un ejemplo perfecto es el antiguo transformista que poco a poco va dando paso a la sofisticada drag.

Durante la revolución homosexual de los años 70, la visibilidad tuvo sus representantes en Bowie o en Klaus Nomi, de quien ya os he hablado alguna vez, y, como no, en Divine y sus Pink Flamingos… y en España, por culpa de la dictadura fascista, tuvimos que esperar un poco más hasta ver a Macnamara haciendo de las suyas con Almodóvar, o, en menor grado, Alaska, con una trasgresión muy hacia el esperpento español.



La Gran Divine con la Gran Grace Jones

Después llegaron los años oscuros en los que el SIDA enterró la visibilidad que el colectivo homosexual había tenido y parece que volvieron a darse esas nuevas figuras con el paso del tiempo, pero ya íbamos a ir más allá del esperpento para llegar a las incómodas orillas del mamarrachismo, la mamarrachería y la desfachachez con… ¿quién? Pues Tamara-Ámbar-Yurena y todo la maquinaria que la colocó donde se la colocó (aquí hay que volver a nombrar a Alaska) y que la ha abandonado donde la ha abandonado…



Todo este rollo para que veáis la fina línea que separa el talento esperpéntico de la mamarrachería. Prince Poppycock es la revelación del America's got Talent de este 2010. Obviamente homosexual, va más allá del estilismo fácil y el mamarracherío, ¿cómo? Pues porque es un tío que vale, que sabe lo que se hace, que canta, que es un profesional de la música, que sabe lo que es una corchea, una clave de sol o una quinta aumentada y, además, tiene algo que ofrecer, como veremos en su particular versión del clásico de The Queen…:

**

Lo llaman el Male Lady Gaga, el Lady Gaga en tío, vamos, en una acertada, que no sé si afortunada, comparación, todo hay que decirlo.

Mientras tanto, en este país del mamarracho y el esperpento, nos intentan vender aquí lo opuesto, alguien llamado Erica Magdaleno, a quien le falta todo lo que a Prince Poppycock le sobra, y que resulta la copia distorsionada de Divine, con perdón...




8 comentarios:

  1. Fabuloso! Vaya voz y vaya puesta en escena!.
    A parte de si es o no gay, es un pedazo de artista.
    y antes de Macnamara y cía, por aquí teníamos al Titi, la típica maricona artista de toda la vida, las flor de otoño y demás.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la escenificación, el vestuario y maquillaje está muuuuy currado y canta bien. No como aquí, que van en plan mamarrachas y como les hagan un poco de caso ya se creen la Gaga.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me ha encantado!, versionar a Freddy para mi, no es nada fácil y lo ha hecho genial. ¡Es todo un artista!

    ResponderEliminar
  4. El Arana te va a crujir.Que lo sepas.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí me parece que tiene mucho más mérito que la Gaga de los cojones, que no la soporto ni le veo ninguna gracia.

    Y la Erica ésa quien coño es????

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu blog, además ahora publicas con mas asiduidad, en fin, que todo estupendo, sólo una puntualización en plan Herr Professor de contrapunto: las quintas aumentadas no existen: cuartas, quintas y octavas son justas, mayores o menores, nunca aumentadas o disminuidas.
    Ains.

    ResponderEliminar
  7. Metiéndome donde no me llaman: las 4ª y 5ª (intervalos de 4ª y 5ª) pueden ser disminuidas, justas o aumentadas. A diferencia del resto, 2ª, 3ª, 6ª y 7ª que pueden ser disminuidas, menores, mayores y aumentadas. Al menos así me lo enseñaron a mí
    :-)

    ResponderEliminar
  8. Peri!
    Titi, qué fuerte! Cómo olvidamos de fácil!

    StarFi!
    Pues si, y a las pruebas hay que remitirse... xD

    Sonia!
    Talmente... es genial y encima está preparado...

    DiegoC!
    Hombre, es que tiene delito que nos quiera meter a Erica por los ojos...

    Anónimo!
    Yo es que siempre he odiado la armonía, seguramente por ignorancia... pero yo pensé que las quintas podrían ser disminuídas, justas o aumentadas... nu sé... Pero en todo caso, gracias! :D

    LAQ!
    Pues eso digo yo también! xD

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.