El Zerito de Otto: Epilogo

He de admitir que no pensé que iba nunca a escribir yo lauda alguna hacia Zero, la primera revista gay en español (sic), pero la verdad es que ahora que cierra creo que ya no tiene más arreglo del que se le podía haber intentado dar. Estaba muy claro que era una revista con unas buenas intenciones en sus orígenes hace ya 11 añacos, pero luego se superficializó, como les pasa a muchos maricas que por querer ser más maricas que nadie se convierten en una parodia de sí mismos y en un mamarracho...

De ser reivindicativos pasaron a ser un poco blandengues y a tener portadas con personalidades que ni mentían ni desmentían sobre lo suyo, y eso no puedo ser, no puede ser porque los maricas que no pueden salir del armario necesitan un espejo, aunque sea pequeño y deforme, en el que poder buscar un reflejo de su situación, viendo que hay mucho marica suelto en el mundo: jueces, periodistas, actores, toreros, futbolistas, el portero de la casa de enfrente, el frutero de la esquina o la librera de la manzana de al lado…

Pero no, se dejaron de tales zarandajas y se pusieron con las cremitas, el estilo zen, lo de poner la casa tipo Haiku o como se diga (¡JAJAJA!), el recomendar un manual de estilo para el que uno tenía que ganar un millón de pesetas (y no DE LAS ANTIGUAS, que pesetas sólo ha habido unas… en todo caso extintas) y superficialidades más allá de lo razonable… y mira que tenían dónde mirarse, ¿eh? Sin ir más lejos, la francesa Tetû…

Da pena que perdamos una voz que nos representaba, no como representativa de un colectivo sino como una de las voces visibles del colectivo marica, y no es bueno que se pierdan voces cuando aún son necesarias, porque anda que no queda por hacer… Si hubiese continuado, seguiría siendo el objetivo de muchas críticas, de eso no cabe duda, pero siempre nos quedará la cosa de aquel posible giro editorial que ya nunca se dará y que seguro que podría haber servido de algo.


Yo tengo casi todos los ejemplares y no olvidaré esa especie de subidón de comprar mi primer Zero en un quiosco de provincias, subidón que seguro tuvo más de uno y que forma parte de esa lucha cotidiana que todos tenemos, y estoy convencido de que si hubiese sido más comprometida, todos aquellos que dejamos de comprarla, que somos muchos, seguiríamos acudiendo a nuestro quiosco cada mes, a pesar de que la distribución de la revista era patética, casi tanto como Yurena, que fue portada de la publicación y creo que fue ese el inicio del fin…

Esperemos que después de Zero algún día haya un Huno… o dos...


17 comentarios:

  1. Un Huno?

    Quieres decir que Atila entendía?

    Pero esto que era, un Zerito de Otto o un Grandes Maricas de la Historia?

    Qué descontrol y qué sinvivir...

    ResponderEliminar
  2. Eso merece un gran ohhh. Habrá que pillarse el último número que sacan este mes, aunque como se supone que principalmente va a ser para cumplir con la publi que tenían pendiente, vete a saber si habrá algo más que anuncios, jijiji.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Pues debí pillar la época mala. Compré uno o dos números y como vi que insitían en los tópicos sobre los gays, cuando se supone que ellos debían luchar contra eso, dejé de comprarla.

    ResponderEliminar
  5. Yo también fui muy crítico con la Zero, pero me da pena que cierre. Al fin y al cabo, mejor una revista sobre temática homosexual en los kioskos que ninguna...

    Y sí, ya sé que hay otras, como la Vanity Gay o la Shangay,(aunque ésta, en el fondo, no tiene mucho de gay ya, quitando las fotos de chulazos y los anuncios), pero no sé, no han tenido la misma repercusión que Zero.

    ResponderEliminar
  6. Pues me temo que como está la cosa de la prensa, va a ser difícil que salga otra, que hasta en los USA las están cerrando.

    ResponderEliminar
  7. Que cierra!? No sabía nada! Yo la compré en un puesto de Gran Vía hace ya muchísimo! bueno, era el primer número! y si! me dio subidón y me encantó... La verdad que nunca me hizo mucho...no le vi yo... no.

    Mucha crema... mucho viaje a capital gay...mucho musculo y mucho modelo y actor...no. La vi más cursi que otra cosa. Era como la revista del cool. Nunca la vi muy allá salvo contadísimas excepciones como cuando salío Jose María Sánchez Silva, que creo que fue su mejor número.

    Una pena aun así...

    ResponderEliminar
  8. Yo la compré 3 ó 4 veces a lo largo de su existencia, siempre en Madrid, y siempre con "subidón" ...

    Pues eso, que me uno a tu alegato y vayan junto al resto mis condolencias ... que qué pena.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Te detesto! Te me has adelantado.. hoy iba a escribir sobre Zero... y ahora, ¿qué hago? ¿Sigo p'alante o me planto? :-P

    ResponderEliminar
  10. Reconozco que la compraba aunque más de la mitad fuese publicidad y tópicos/viajes/compras imposibles de hacer. Y me da que no va a haber sustituta en muuuuuucho tiempo.

    ResponderEliminar
  11. Vaya...Bueno, la verdad es que si no gustaba y no la compraba casi nadie, pues es lo lógico, que cierren. Ahora a ver si sale alguna nueva que cubra el vacío y que interese de verdad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Eso...y mucho hotel de 7 estrellas, mucho viaje a Dubai y mucha camiseta carísima... pero para los mariquitas de vallecas o de la media, nada. No sé...era un poco... eso. Cool. Me hubiera gustado algo más rollo revista gay británica... que son como más asequibles y te hablan de todo, para todos... Pero vamos, una pena la pérdida...para una "seria" que había... y no se sabe porqué cierra? supongo que por ventas...?

    ResponderEliminar
  13. Hola,
    Oye, acércate que te cuento. ¿No te da cague la cara de Gallardón en la portada de Zero? Madredelamorhermoso. ¡Qué tío más feo!
    Otra cosa, he visto en una de las portadas a un cura ¿cómo sabe un cura que es gay? ¿A quien se cepilla para saberlo? ¿O sólo es gay de pensamiento? Si tenía poca fe, la acabo de perder del todo. ¡Hay que joderse!
    En fin, que da gusto leerte y pasar un buen rato. Ojalá todos los hombres con los que estoy me lo hicieran pasar así de bien ;-P
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Los fans de la Shangay no lloramos por la Zero(lo).

    ResponderEliminar
  15. Nunca me la compre, la verdad, pero si es una pena que cierre, aunque si se transformó de esa manera que cuentas, poca leche hacía ya. Algo sería estaría bien, como eso mismo que tu dices, un espejo donde ver gente del día a día que son Gay y que no tienen que cumplir con los estereotipos del mundo gay.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  16. Tienes razón, al principio tenía más gracia, pero últimamente andaba más de capa caída... Y molaba leerla y que el heteruzo sentado al lado en el metro se revolviese en el asiento cuando cotilleaba de qué iba la revista :P
    ¡Y veo que has cumplido y has vuelto a poner a Rockway! ;)

    ResponderEliminar
  17. Yo sólo compré tres o cuatro, no le veía la gracia...

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.