Grandes Maricas de la Historia IX


Después del parón veraniego vuelve la única sección que parece ser fija en el Mariblog… Ya dentro de poco el X y tengo muy olvidadas a las grandes bolleras… a ver si la semana que vieneeee… Pero mientras tanto vayamos al afortunado de hoy, todo un personaje del que ya os comenté algo hace poco

Pues si, que cara de buen tío, ¿eh? Pues es ni más ni menos que Federico II de Prusia, IV de Brandemburgo y Gran Comendador, Gran Maestro Universal y Conservador de la Antiquísima y muy respetable sociedad de antiguos Masones o Arquitectos Unidos o Francmasonería.

En pleno Siglo de las Luces, Federico era lo contrario que el hijo de puta de su padre, Guillermo I. Cultivó la literatura francesa, mantuvo correspondencia con grandes pensadores y filósofos de la época, entre ellos Voltaire, que lo sacó del armario en uno de sus libros, y no le molaba nada ni la disciplina de la Corte ni el mal rollito de la vida militar que el tirano de su padre imponía. Pero no creáis que era una marica suave, ¿eh? A pesar de ser un gobernante iluminado por la razón y la Ilustración, que aborrecía la tortura y a Maquiavelo, era uno de los príncipes germánicos más beligerantes, expandiendo su territorio y rivalizando incluso con la casa de los Austria, anexionándose territorios de estos e incluso ocupando su trono luchando contra Austria, Sajonia, Francia y Rusia…, con Guerra de los Siete Años incluida… Le cayó bien a otro grande, Pedro III de Rusia, así que Rusia se retiró de la guerra, que si noooo…

Catalina La Grande, sucesora al trono ruso, le incluyó en el reparto de Polonia, así que creo que por allí no debe caer muy bien… Políticas y guerras a parte, era un poco homosexual… Como siempre, los historiadores hablan de que era muy sensible, de modales delicados y que tenía un gran amigo, amigo con el cual huyó de Prusia para irse a vivir a Inglaterra… Lo malo que es que el padre de Federico les pilló en el intento.

El amigo de Federico el Grande era Hans Hermann von Katte, teniente de los ejércitos prusianos y de rancio abolengo. Este era un poco más ordinario que Federico… El hetero de turno diría que era el que hacía de tío… sin comentarios. Sin duda enamorados, decidieron su huida juntos y emprendieron un viaje que acabaría pronto. Fueron acusados de traición al Reino y Katte fue juzgado por deserción. El padre de Federico, que sabía de sobra que su hijo había puesto sus amores en Katte, presionó en el veredicto y Katte, con 26 años, fue condenado a muerte. El rey Guillermo obligó a su hijo Federico a ser testigo de la ejecución, que creo que fue una decapitación, para más inri. Federico entró en estado de ataque de nervios, claro, y depresión…

Voltaire había sido un gran amigo de Federico e incluso pasó dos años en Berlín en la corte. A su vuelta a París, Voltaire se permitió algunos comentarios escandalosos sobre al vida del Rey, llamándolo una «amable ramera» que se divertía con pajes y cadetes, con los que realizaba la segunda función debido a su falta de aparatura. Ains, lo que hay que leer… ten amigos para esto...

Federico fue un gran músico intérprete de flauta, compositor y gran admirador de Johann Sebastian Bach a quien escuchó en directo y con cuyo hijo, Carl Philip Emmanuel, tocó en cierta célebre ocasión para la historia musicológica.


Toma flauta, Federico...

13 comentarios:

  1. Hombre, tendrás que reconocer que los eufemismos de Voltaire al menos eran ingeniosos...

    ResponderEliminar
  2. Nunca me gustó Voltaire como persona (como escritor es dios!!!), era una mala pécora, aparte de que se peleó con todo el mundo y lo echaron de Francia como cuatro o cinco veces por ir hablando y escribiendo fatal de otros y cosas de ésas.
    Ls veces que viví en Berlín siempre fui a Postdam, allí se hizo construir Federico II un palacio al estilo de Versalles, "Sans Souci" lo llamba (es que como era tan delicada, hablaba francés, no te jode, jajaja), "Sin preocupación" significa el nombre del palacio, y es que es como un palacete, un pabellón pequeño al que se escapaba de príncipe cuando no aguantaba más a su padre (y para follar, digo yo); y luego, cuando fue rey, pues siguió viviendo la mayor parte del tiempo ahí.
    En Sans Souci te enseñan la habitación del ingrato de Voltaire, que era casi tan buena como la del rey, y lo mejor, allí puedes ver el clave en el que tocaba Bach, que fue su músico de corte; recuerdo que lloré la primera vez que me lo mostraron: es como estar en un sitio donde se ha hecho, escrito y tocado la historia de la música y poder contemplarlo con tus propios ojos, a mí al menos cosas así me emocionan siempre un montón.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, si no nos queda París al menos nos queda la "Ofrenda musical"

    Y el palacio que describe Bruto es espectacular.

    ResponderEliminar
  4. Los eufemismos de los historiadores molan y punto XDDD

    De verdad Voltaire era su amigo??? XDDD

    ResponderEliminar
  5. Voltaire era una cotilla que lo iba largando todo por ahi, y así le fue. Y yo lo conocía más por su parte belicosa, que si guerra por aquí y por allá sobre todo con los austríacos, que por la vena gayer que tenía. Ah, y también por la música.

    ResponderEliminar
  6. En el primer retrato parece un poco paranoico, no?? Claro, que no me extraña, con un padre como el que tenía...

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante todo, pero me he quedado con saber más... ¿Le obligaron a casarse? ¿Tuvo descendencia? ¿Algún otro amigo en la madurez?

    Me ha encantado lo de "segunda función", jajaja.

    ResponderEliminar
  8. yo desde luego prefiero grandes maricones que grandes bolleras, donde va a parar! (te lo dice una mariliendre de lo peor)

    ResponderEliminar
  9. Así Berlín es tan gayer, teniendo reyes como este señor... :P

    ResponderEliminar
  10. Pues será el que "hacía de tío" pero la mano "se le va" un poquito, no? Al menos en ese cuadro, que parece un marica en toda regla.

    Ah, y yo siempre quise aprender a tocar algún instrumento de viento ... tendrá que ver con ser gay o soy gay por la frustración de no saber tocar?
    Dios, qué duda existencial acabas de sembrar en mi maltrecho ego ...

    :-p

    Besicos!

    ResponderEliminar
  11. Suscribo lo que dice Luxaurumque, a mi el pobre Hans me parece de modales mucho mas delicados.

    De todas formas por muy gayer que fuera el hombre a mi los prusianos me dan como repelús, yo es oir hablar de prusianos y lo que se me viene a la cabeza son unos tíos desfilando al paso de la oca.

    ResponderEliminar
  12. Pues no debió de ser muy facil para el la situación. Verse presionado por la familia, por la herencia de todas las generaciones, su pueblo. No se, pero no debió de ser nada fácil, porque si no lo sería ahora, antes no me quiero ni imaginar.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.