¡Caracoles!



Creo haber comentado alguna vez (tengo que rehacer las etiquetas del blog, que son más absurdas y anodinas que una tarde de resaca con Cine de Barrio) que mi gym está en el quinto coño, a las puertas de un polígono industrial… Total, que es casi como estar en medio del campo y en primavera los animalitos que se arrastran pueblan la tierra, claro… Y no me refiero a los rastreros (cucarachas asquerosas y demás) si no a los que se arrastran literalmente. Así dicho parecen zombis que se arrastran con los brazos y sin piernas dejando rastro, pero sólo son…



Los caracoles son algo repugnante y asqueroso y dejan todo lleno de babas, pero como de pequeños los cogemos y jugamos con ellos, resultan de lo más familiar y les perdemos el disgusto y nos parecen la cosa más entrañable del mundo (bueno, creo que me estoy pasando)… Bueno, pues al menos a mi me parecen muy monos y de pequeño me los comía encantado (cocinados, eso es amor) y ahora no, porque me dan asco… Pero son monos.

Total (anda que no me voy por las ramas ni nada) que resulta que llevo unos días que del bus al gym lo paso fatal, porque con la lluvia los cabrones sacan los cuernos al sol y se pasean por todas partes y son cienes y cienes… El primer día me daba la impresión de que era arena, pero estaba pisando caracoles… ¡ECS, ECS, ECS! Pobres… Ahora tengo que hacer salto de obstáculos y mirar el suelo, y aún así de vez en cuando noto el ¡crunch! ¡y me siento fataaaal, buaaaaa! Creo que habré matado unos 50, lo que casi me convierte en un asesino en masa, ¿no?

30 comentarios:

  1. por qué este post tiene etiqueta de mujeres desesperadas? no lo entiendo. yo dejé de comer caracoles el día que vi la ilustración de un caracol por dentro... yo no como excrementos!

    ResponderEliminar
  2. Nils, pues entonces no puedes comer marisco... y me parece muy bien ¡porque así tocamos a más!

    Y Otto, que sepas que este por te ha quedado un pelín raro (vamos, más de lo normal).

    ResponderEliminar
  3. Caracoles en un polígono industrial?
    Tu pisándolos a discreción?
    Crunch??
    La babilla esa que dejan...

    Yo los comí una vez (casi obligado).
    Sobreviví.
    :-P

    ResponderEliminar
  4. Nils! Qué poca metáfora, caballero! Yo ya no los como: asco.

    Ado! Aunque entre ostras y caracoles... está claro ;)

    Di! Costumbrista a mi manera, jajaja!

    RMN! Que esta zona es muy húmeda, y el polígono poco transeuntizado :) Y yo sufro :(

    ResponderEliminar
  5. Caracoles a la llauna, qué buenos!,

    ...eres el Hitler de los caracoles.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí pero a lo mejor ellos deberían ir más rápido y apartarse no?. Son entrañables porque nos traen recuerdos de cuando éramos pequeños...
    Qué tiempos!

    ResponderEliminar
  7. A mí me pasaba algo parecido en la cuesta que bajaba hasta el campus universitario. Cuando llovia se llenaba de caracoles y uno tenía que ir esquivándolos... Y sí, son muy monos. Y no, no he comido nunca, me parecen mocos con concha.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo si me los como y bien buenos que están. Y también mola tocarlos por esa cosa tan marrana de la baba y de que si les das un chirlazo en la antena la esconde de golpe. Los caracoles molan, para comer y para hacer el tonto con ellos.

    (Y yo también me arrepiento cuando piso alguno)

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Gwath! Esas palabras ya sonaban en mi cabeza XD

    Peritón! A la llauna? Ilústreme usted, pues desconozco tal variedad y suena molt molt de por allá...

    Álter! Hoy uno de ha escondido muy rápido al pasar yo: creo que se avisan de mi presencia asesina :)

    Ace! Qué bien que compartamos circunstancia, aunque sea llena de moquitos... Cuántos pisaste? :)

    Sr.Q! Si, lo de los ojitos retráctiles es genial :D Y qué bien que te arrepientas como yo... Creo que somos los únicos por aquí :(

    ResponderEliminar
  10. Me pasa lo mismo con las hormigas y ahora con la primavera se empeñan en entrar en mi casa, si algún día me ves en los más buscados ya te puedes imaginar por que será.

    ResponderEliminar
  11. Como dicen Meimen y Raro, de los meimenyraro de toda la vida, en los polígonos industriales pasan cosas, así que cuidadín, porque no se refieren precisamente a aplastamiento de caracoles, tiatiatia.

    Y sabiendo como sé que la reencarnación existe, les estás haciendo un favor al librarles de tan mísera existencia. Eso sí, ten en cuenta que tanto asesinato en masa te baja el karma y posiblemente en tu vida futura te conviertas en cardo que será devorado sin piedad por una masa igual de caracoles, lo sepas.

    ResponderEliminar
  12. Milacasta! Ah, nonono... yo insectos piso son pudor, porque me repugnan la vida... No piso los que crujen porque suelen ser grandes y llenos de fluidos, ecs ecs ecs...

    Maggie! Coño! Será lo que necesito? Ya sé que el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento, pero no es injusto que se me rebaje el karma si los piso sin querer y con arrepentimiento cuando me voy cuenta? Una respuesta quiero, semidea, que yo mi karma no lo vendo!

    ResponderEliminar
  13. Mucho hablar de que si estan buenos los caracoles o si os dan asco, pero la foto del carcol si la poneis hacia arriba o hacia abajo, os dais cuenta de lo que parece? ¡¡Wuarros!!

    ResponderEliminar
  14. Dios mío! He puesto un pene escondido en un caracol... Y no me he fijado hasta ahora ¬¬ eso es que estoy fatal ya, jajaja!

    Gracias Tikis ;)

    ResponderEliminar
  15. No nene, los caracoles a la llauna son típicos un poco más al norte, sobre todo conozco un sitio en Lleida (Paisos Valencians) que está muy bien.

    Sigo sin ver el pene caracolero...

    ResponderEliminar
  16. Pues eso, molt dels Paisos Valencians ;) Tiene traducción la palabreja esa de llauna? Seguro que si...

    ResponderEliminar
  17. Estos hombres que salen en tu blog... ¿existen de verdad?

    www.cosasquehacenPOP.com

    :)

    ResponderEliminar
  18. En verdad, en verdad te digo que existen... El problema es que nadie sabe dónde XD

    ResponderEliminar
  19. Bueno, bueno, esto va en caida libre, venga cuentanoss algo mas del viajesito a neiyol, me abuuuuuuuuurro!!

    ResponderEliminar
  20. Lucio! Después de revelarnos HOY que Madonna ha sacado un disco me dices eso?
    JAJAJA!
    Putabsurda! XD

    ResponderEliminar
  21. You bloody snail mass-murderer! Te espera una reencarnación de lo peor. Olvidate del de rojo, vamos ni como ladilla en su pubis.

    ResponderEliminar
  22. Don Otta, no informo de que haya sacado un disco, informo que ya lo tengo, pero vamos mucho mas interesante que tu pises caracoles y de que de paso nos cuentes que de pequeño los comías, pues mira que bien!

    ResponderEliminar
  23. Funk! El de rojo será mío! Y como no creo en la reencarnación, pues nada, yo de aquí a la apoteosis, como los más grandes.

    Lucio! Querido Muñón, para una vez que escribes sin faltas de ortografía, sólo te dedicas a decir tonterías... Ah, no! Si con faltas haces lo mismo! XD

    ResponderEliminar
  24. Te recuerdo que cierto grupo religioso hindú va andando por la calle con una escoba por delante para barrer los bichitos del camino, evitar pisarlos y, así, evitar que se le baje el karma. Así que tú mismo, que están sacando unas escobas la mar de fashion ultimamente.

    ResponderEliminar
  25. Eres mala, mala, malaaa!
    Para la próxima te llevas una bolsita y los guardas, que aunque parecen asquerosos están mu ricos.
    ;-)

    ResponderEliminar
  26. qué asco me dan (los caracoles, no los tíos esos tan ricos)

    ResponderEliminar
  27. Y a mí que los caracoles me hacen gracia ...
    Desde pequeño. No puedo evitar recogerlos y ponerlos encima de una hoja, una plantita o algo. Pero claro, si no puedes esquivarlos ...

    Confío en tí, que sé que eres buena persona y no lo haces a posta.

    Eso sí, comerlos ni de coña, que me da mucho asco.

    Besicos!

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.