27 de junio de 2010

Desincronizados


Este finde se celebra en todo el mundo el Orgullo en recuerdo a los disturbios de Stonewall que marcan el comienzo de la equiparación de los derechos de los homosexuales con los heterosexuales. Sólo han pasado 30 años y no hemos hecho más que comenzar. Aunque nos veamos muy privilegiados, esto es una cosa que no está tan extendida ni es tan estable…

En Francia, por ejemplo, que está aquí al lado y que siempre han sido adalid de modernidad, aún están pidiendo eso de la Égalité… Y, mientras, son ninguneados por las autoridades, claro, que dicen que en la manifestación de París hubo 30.000 asistentes… Tampoco es que haya que creerse los 800.000 que defiende la organización, porque ya sabemos cómo son las guerras de cifras, como esos millones que convocaba el neofascista nacional-católico foro de la familia en Madrid con misa y todo… y apoyados por el Partido Popular que lleva 5 años sin retirar el recurso a la ley de matrimonio homosexual y que es un claro ejemplo de discriminación… Somos iguales por la boca pequeña; luego quieren que las leyes sean diferentes según tu naturaleza…

Me voy por las ramas. El lunes 28 se celebra en todo el mundo el día de Orgullo y aquí ya hace tres años que lo celebramos a nivel estatal en Madrid, con la excusa de permitir que delegaciones autonómicas hagan lo propio, cuando a no sé quién le viene en gana…, pero ya en julio. A mi me parece un coñazo aunque este año me venga mejor, ¡jajaja! El caso es celebrarlo y hacernos visibles, cosa que parece seguir fastidiando a las autoridades de la capital, que este año impiden que haya barras en las calles con la excusa de que al no ser fiestas patronales… vamos, que si te quieres emborrachar hazlo a la salud de la superstición. Anda que no se les ve el plumero y el poso de la asquerosa religión que lo putrefacta todo. ¿Habrá que celebrar a San Sebastián y sacarlo en volandas?

Además, con esto de no permitir barras en las calles, la gente va a hacerse su botellón y así quedaremos aún más llenos de mierda con eso de que mira cómo dejan todo estos maricas…

Para que luego nos vengan diciendo que para qué tanto movimiento si ya lo hemos conseguido todo. Pues no, señores, aún nos quedan otros 100 años, y más con gente como Durán Lleida y sus votantes y simpatizantes ¬¬


4 comentarios:

  1. Por mucho que lo intenten evitar, la gente seguirá yendo a chueca, con barras y sin barras. Y no solo tienen que cambiar las leyes sino las mentes de la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Dí que sí, a celebrarlo y encima a lo grande. Yo creo que les fastidia que sea la fiesta más multitudinaria que hay ahora en Madrid, ni procesiones ni futboleras ni na' de lo demás.

    ResponderEliminar
  3. Pues a celebrarlo y a disfrutarlo, ea!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  4. Por qué has tachado lo de neofascista?

    Vale, quizás sobrase el "neo-", pero aparte de eso...

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS