Tanto ruido…



Conste que no es que me quiera justificar, que sí quiero (jajaja), pero lunes y martes han sido para mi días de fiesta y ya sabéis que de fiesta no se publica nada, ¡ea!

Y ahora al grano: fuimos a ver Ávatar... y este soy yo, por cierto:



Después de semanas y Ávatar para arriba y Ávatar para abajo, nosotros seguíamos sin haberla visto y, sinceramente, con poca intención de hacerlo. El domingo, que no me volví a casita y me quedé con #L, se nos ocurrió sacar la entrada por internet, porque semos muy modernos, e ir, ya que taaaan terrible lo ponían con que si había que sacar la entrada con tantísima antelación, que si patatín que si patatán. Nos fuimos a Principe Pío, que nos pilla más o menos cerca, y la vimos en 3D, como dios manda.



Al principio eso de las 3D era un poco de quedarse uno bizco intentando encajar los diferentes planos, pero luego nos acostumbramos. Quizá el problema fue estar en la última fila, pero para la próxima (Alicia en el país de ácido lisérgico, que no se estrena hasta abril por culpa de Ávatar, según parece) ya sabemos qué no se debe hacer.



Las cosas buenas: el 3D, que parece que se te meten bichos, balas y otros objetos voladores por los ojos; los efectos especiales y la infografía, que está muy lograda, con tanta selva y tanto pandoriano de esos y tantas lucecitas, que tiene que ser un coñazo ir píxel por píxel… ¿Algo más? Pues no. Las cosas malas tampoco son muchas, seamos francos, pero están colocaditas justo en to su coño moreno: el argumento, que es predecible que un chiste de Irene Villa y nada original; la duración, 2:45 horas del ala, que se hace un poco coñazo porque la mitad de ese tiempo lo usan para regodearse en el 3D, las lucecillas y la fantasía lisérgico-nocturna del diseñador… y ya está… Vamos, que nos aburrimos mil.



A veeeer, que sí, que es una experiencia grata y merece la pena pagar los 10 lereles por verla, porque además te dan las gafas de gafapasta para que te las lleves y te puedas disfrazar en carnaval de indeseable, pero quizá sea un poco coñazo para ser una peli de efectos y muy simple para ver una peli de argumento… ains… y encima se esperan secuelas...

Lo bueno que tuvo es que descubrimos una nueva categoría de "señoras que": Señoras que se van colando con todo su coño moreno en la cola del cine aunque tú estés comentando en voz alta el morro que tienen las muy hijasdeputa golfas…

¡Y ya está! Mañanaaa… ya veremos… ¡ah, no! Carnaval…



10 comentarios:

  1. Aquí la entrada cuesta casi los 10 leuros y no te dejan llevarte las gaficas de los huevos, que hay unos interfectos en la puerta recogiéndolas y echándolas a unos contenedores, que yo no he ido aun a verla porque estoy convencido de que a las putas gafas ni les pasan un trapo ni ná, y a saber qué piojoso pajillero de mierda se las ha puesto antes que yo ... vamos, que no voy ...

    ... bueno sí, tengo ganas de verla pero chico, que no hay manera ...

    ;-)

    Besicos!

    ResponderEliminar
  2. Menos mal, creía que había sido el único al que le había aburrido la peli

    ResponderEliminar
  3. Y encima ésta es la que puede arrasar en los Oscar, tócate los coj...s morena.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que el argumento no es nuevo, que ya se ha visto algo así...pero soy super-fan del modo con que Cameron cuenta de nuevo una historia vieja, el viejo mito de fundación de una cultura. Y los efectos especiales me importan un pito si no aportan al conjunto general de una película; en este caso me parece que sí funcionan.

    Además el dato encantador que dice que los de derecha en USA odian a Cameron por la película y el gobierno chino la prohíbe por evitar identificaciones "peligrosas" me hace darle a "Avatar" unos cuantos millones de puntos a favor.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no pienso verla, que no está la butxaca para gastos superfluos...Y muy poligonero eso del "coño moreno"!!
    ;)

    ResponderEliminar
  6. Yo todavía estoy llorando esos 10 euros... y la vi en Navidad.

    Que peli tan aburrida. Mil veces mejor Pocahontas. Donde va a parar.

    Y el 3D no me pareció para tanto. Nosotros tuvimos que devolver las gafas (casi mejor porque no las quería para nada) pero por lo menos tuvieron la delicadeza de darnos una toallita húmeda para limpiarlas antes de ponerlas.

    ResponderEliminar
  7. Pues casi que te quedas sin verla, si no llega a ser porque como dices Avatar ha alargado su estancia en salas 3D que la Alicia puesta hasta el culo de todo esa que dices tendria que haber llegado ya, no?
    No has dicho nada de Sam Worthington. Eso quita puntos del carnet de mariquita, lo sepas.

    ResponderEliminar
  8. No me resultaron las 3D típicas que piensas que puedes alargar la mano y coger algo, pero me gusto aunque la trama fuera tan típica.
    Y las gafas no pude quedarmelas :(

    ResponderEliminar
  9. Déjate de bobadas y pon las fotos tuyas vestido de Lady Gaga! El pueblo quiere saber!

    (Después de ver en qué consistía el invento con Coraline, va a volver a pagar el doble por la chorrada de las tresdé su puta madre, qué quieres que te diga...)

    ResponderEliminar
  10. Sólo una cosita: ¡qué sosas sois!
    ;-P

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.