Ains, que vida esta

Llegan las Navidades (esto ya lo dije ayer) y empiezan las cenas y esas cosas que se tienen a mares y sólo te apetece tenerlas con unos pocos… Tenía anoche una cena profesional y no me apetecía, así que fingí, con cara de lástima y sorpresa, que tenía que coger un bus para irme a Madrid… La sorpresa era real, porque pensé que la semana de la cena era la que viene y no esta. Con pocas ganas de ir, me apunté el segundo, creo, para que pareciese que me moría de ganas por ir sabiendo que no lo haría… Soy lo peor y los hados, que lo saben, hicieron que la cena fuera en un restaurante debajo de mi casa, pero no debajo en general, sino verticalmente, claro… desde donde os escribo podría hacer un butrón y estaría entre los comensales, literalmente.

Si al terminar de leer esta posta no he dicho lo contrario, todo fue bien y no tuve que dejarme ver.

Con ganas me iba yo a Madrid, claro, pero por circunstancias de la vida no puedo ir hoy y he de esperar hasta mañana sábado haciendo antes una ruta como las del baúl de la Piquer… Casi es mejor así, porque no veáis el coraje y lo mal que me siento cuando no dejo dormir a #L con mis ronquidos, así que le regalo dos noches de calma, la de ayer jueves y la de hoy viernes… pero el sábado… el sábado se acabó la tregua… jisjis…

Y conste que lo de la cena no hubiese estado mal, pero no me apetecía gastarme 30 lereles por cenar mal y quedarme con las ganas de beberme todo el bar. Mejor me lo ahorro, que no está la economía para fuegos artificiales y prefiero gastármelos en otras cosas… Además, la conversación iba a girar, sin duda, al hecho de que una de mis alumnas (si, una alumna, que en ocasiones tengo una cosa profesional de enseñar) decidiese tirarse, con 50 años, por la ventana hace unos días: aterradora manera de perder la vida. Y es que no somos nadie, como dijera el otro. Ya no es que te tires por la ventana, es que se te cae un tiesto encima, te atropella un coche, te da un ataque al corazón o alguna tontería así, y ya lo has visto todo, sin más. Menos mal que no tenía apego por la señora, la verdad, porque si no me da un pasmo… Que nos sirva esto para aprovechar la vida, que son dos días, y no dejar que nos amarguen cosas como las religiones, los moralistas y demás calaña… Gentes, carpe diem, que todos son días de celebración.

14 comentarios:

  1. Cenas de empresa (o similares) KK.

    Bueno, no. KK no. Lo siguiente.

    Bueno, no, lo siguiente no, lo siguiente de lo siguiente.

    Bueno, eso.

    (y no te preocupes tanto por los ronquidos, leches! Si le molestase, ya te despertaría!)

    ResponderEliminar
  2. Pero que tiene ese hombre puesto en el pito? No será Aurora la pitón del paw?...por dios que cosas tan modernas...y eso se chupa así?...y si te la mete y te insufla aire y te hace una barbaridad como le han hecho al niño ese los dos amigos en una cochera que le han metido aire comprimido por el culo y lo han casi matado...? por dios.

    Pues hijo...yo cenas de navidad aquí en Córdoba no tengo...y de eso que me libro. No me gustan...

    Y lo del carpe diem lo tengo yo más presente que nadie. Totalmente!

    ResponderEliminar
  3. SALUDOS GUAPO! UN BESO ESPERO TENGAS BUENAS FIESTAS Y AGRADABLES Y SEXYS DIAS!!! UN BESOTE!

    ResponderEliminar
  4. Y entre tanta cena, borrachera, cotillón, turrón... algo prominente crece en los laterales... en la papada... y zonas afines... y con posterioridad a estas fechas se tiene uno que poner como los ratones a correr dentro de una jaula.

    ResponderEliminar
  5. Pues que mal rollo lo de la señora...Seguro que comentaron que estabas tan afectado que no habías querido salir de casa.
    Curioso, en mi barrio la manera preferida de suicidio es tirarse por la ventana...Como 5 o 6 que lo han hecho ya (en toda mi vida, no vayas a creer que tenemos que estar mirando hacia arriba cada día por evitar ser aplastados, ni nada!)
    Ah, y lo de los ronquidos se puede evitar: déjalo reventado a base de polvos, y verás como ni se entera de que has roncado!
    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  6. Dí que sí, la vida son dos telediarios y ya hemos visto uno. Estas cosas hacen que te des cuenta de lo bueno que uno tiene, a pesar de todo.
    Y aunque no suelo a las cenas del curro, este año me he apuntado, mi vena masoquista está a flor de piel XD

    ResponderEliminar
  7. ¡Yo este año me libro de las dos cenas de empresa! ^__^
    Y me uno a la opinión general: ya basta de autoflagelación. Seguro que al señor #L no le importan mucho los ronquidos... Y si protesta, a darle "caña" para que caiga rendido y no se entere :P

    ResponderEliminar
  8. ¿Que se acercan las Navidades? No me había dado ni cuenta :-P

    Carpe diem!

    ResponderEliminar
  9. Que fuerte lo de la señora, en mi pueblo ultimamente se tiran del acueducto, ya ves.
    Lo unico bueno de ser autonomo es no tener cenas de navidad, y en vez de cesta me regalo zapatos

    ResponderEliminar
  10. Si tanto le molestaran tus ronquidos, ni te abria la puerta de casa ;).
    Yo me niego a las cenas de empresa, la empresa solo para trabajar, una vez que salgo, intento desconectar.
    Espero que el buen tiempo siga este finde y te lo pases en grande.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Si quiere vd, yo le mando la entrevista...paseme su mail!

    ResponderEliminar
  12. Joder, me he quedado fatal por lo de la señora de 50 años ... pero tan mal profesor eres???
    :-)
    No, en serio, humor negro a parte, qué fuerte :-(

    Y yo también odio las cenas de empresa, menos mal que no tengo. Eso sí, cenas familiares todos los días ... dios, me voy a echar a llorar ya, la de quilos que engordo en Navidad, mierda!!!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  13. argggggggggg cuando creia que me habia librado de las cenas de navidad... va y descubro que en mexico son lo mismo y le llaman posadas...


    *que pereza ver gente que no ves nunca comiendo... y mal

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.