De cómo me largaron de Rita (y II)

Tras los emocionantes hechos que narré ayer, me dispongo a dar cuenta del afortunado (o no) desenlace que tuvo lugar...
(Se abre el telón)

Cuando el tipo de seguridad, que ya os dije ayer que pertenece al equipo de la sala Charada, y no a Rita, me soltó la fresca de "ahora te vas de la sala" yo me quedé en plan "¿pero qué dice este ser humano?"; yo, al contrario de Otto, soy una persona muy razonable y tranquila, así que me dije "mira, pasa de montar movidas con estos, que los pobres no están aquí para razonar y a la mínima te sueltan una bofetada", así que con mi dignidad, y mis pectorales, que yo creo que también son una buena razón para que la gente me tome un poco en serio, dije...
- Pues muy bien. ¿Y mi copa?
- ¡Que le traigan un vaso de plástico!
Y ahí apareció alguien con un vaso de plástico... Y mientras echaba mi vodka de garrafón en el nuevo recipiente, le solté al segurata que yo de ahí no me iba sin despedirme de mi novio, tal cual, así que el tío, que se ve que tampoco estaba por la labor de discutirme, me dijo que muy bien y que me acompañaba dentro...
Ahí teníais que verme, paseándome por toda la sala, buscando a Lolo y con el otro de escolta. Como no lo encontraba, me paraba a cada paso que conocía a alguien y le soltaba "Oye, ¿has visto a Lolo? Es que me echan del bar y es por despedirme", y así como a 7 u 8 personas, con lo que en menos de 5 minutos aquello se convirtió en una cosa viral y media sala se enteró, flipó y lo siguiente de flipar, que ahora no sé cómo se dice.
Por fin, vi a Lolo, me despedí, flipó y antes de salir, con mucha dignidad y con mi copa, coge el segurata y me espeta "y te vas por dejarme en evidencia delante de mi jefe", a lo que yo le respondí "Ah, ¿dejarte en evidencia es decirte que hagas tu trabajo? ¿Y las otras veces que te lo he dicho de buen rollo y que me lo has agradecido, no cuentan?" y me encaminé a la calle, donde me quedé hablando con Gabi del asunto.
Mientras tanto, dentro, Lolo se puso a hablar con el segurata y este le dijo, tal cual, "es que me ha amenazado", y Lolo dijo...
- Que mi novio te ha amenazado!?
- Sí, es que me ha dicho que llamaría a la policía si veía a alguien fumando...
- Y amenaza te parece decir que él va a hacer tu trabajo!?
- Y además, vuestro amigo estaba muy drogado...
- ¿Nuestro amigo? ¿Cómo lo sabes? ¿Le has hecho un control?
- Pues muy bebido...
- Pues exactamente como todos los que están dentro, ¿los vas a echar también?
¡Pues van a tener que echar a toda la sala!
Todo esto en una conversación con tooodos los de seguridad, no sólo el segurata (a quien Lolo recordó que en más de una ocasión servidor le fue a avisar de muy buen rollo cuando había gente fumando, cosa que él recordaba, evidentemente), sino un puerta y el jefe de seguridad, un viejo con muy mala hostia que no callaba. Al parecer, y al ver que las contestaciones y las versiones eran las mismas que las mías y sin haber hablado, ni haberse puesto ni borde ni violento, parece que empezaron a entrar en razón y el señor mayor, que me había empujado para que me largase, por cierto, terminó diciendo...
- Bueno, pues dile que entre y al otro también cuando se le pase...
El otro era mi sobrina, claro, que se había ido como hacía una hora.
¿Os lo creéis? Pues tal cual. El segurata me dio el sermón antes de entrar mientras la jefe de RR.PP., Susana, la pobre, no hacía más que decirle "pero le quieres dejar entrar!?" (aunque yo sé, desde el cariño que nos tenemos, que ella me estaba odiando por dentro con la inquina que sólo una mujer y un marica podemos tener. Besos, amiga, que sé que me estarás leyendo). Entré, con mucha dignidad, saludé a mis amigos de nuevo, a los que quiero agradecer que se preocuparan y estuvieran pendientes y con Lolo, que son amor y tienen mi devoción eterna. Me pedí la otra copa que tenía, que sabía a verdadero veneno, y después de saludar a gente que flipaba con todo el tema, nos marchamos, que al día siguiente Rita no trabajaba pero aquí nosotros sí.
Ah, nadie de Charada me miró mal al entrar, que supongo que es su manera de disculparse, pero ya sabéis lo que dice el refrán: flores son amores y no buenas razones.
¿Resentida ya? No lo sabes tú bien...

0 Maricomments:

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.