Hoy, cómic gayer

Yo no es por dármelas de nada, lo que pasa es que entre tanta medianía de gente marica que se cree lo más por ser DJ, RR.PP. (siendo la mitad simples repartidores de flyers) o chupar pollas en una película porno, soltar de golpe que en los cursos de doctorado asistí a uno sobre el cómic y su evolución queda, cuanto menos, pedante, sin ser eso tal cosa... Pero el caso es que es así, porque hemos creado una sociedad de imbéciles en que se te admira más por tener 1149 likes en tu foto de Instagram o salir en Gran Hermano que por decidirte a hacer una carrera.
Bueno, a lo que iba, que el mundo del cómic va mucho más allá de Los Pitufos, Astérix o Mortadelo, claro está, y que los héroes de la Marvel, pero no hice la tesis sobre eso ni lo voy a hacer ahora. El cómic erótico es un género que, obviamente, se caracteriza por la explotación de diversos elementos relacionados con la lujuria, que suelen incluir la temática erótica, el homoerotismo, la presentación del desnudo y el semidesnudo, la temática relacionada con lo sexual y la presentación de material explícito (vamos, desde pollas a corridas), y que de un tiempo a esta parte se ha hecho muy presente, popular y habitual en el mundo marica, con mucho retraso si lo comparamos con el cómic erótico hetero (¡ergh!) que ya hace 30 años (¡30!) nos presentaba a esa chica guarrilla de Mamen en El Jueves que a mi me resultaba tan absurda... y es que yo ya era muy homosexual.

¿Ejemplos de lo marica? Pues, amigas, Ismael Álvarez por ejemplo...

En Estados Unidos hay una más larga tradición en todo esto del cómic marica y, sobre todo, más mundo editorial y se puede encontrar un montón de literatura de lo más sugerente (insértese aquí su pensamiento más sugerente) y, afortunadamente, más y más autores pueden permitirse el lujo de autoeditarse, como es el caso de Dale Lazarov, que no sólo es un encanto de hombre sino que además ha seguido su colección de Nightlife, que ya publicó en su día Bruno Gmünder, en su línea: chulazos hechos y derechos de hoy que se encuentran de manera más o menos fortuita y que acaban como tiene que acabar el asunto, y no me refiero a una boda... y todo ello sin bocadillos llenos de texto, algo que convierte al cómic en algo completamente universal...

Lo interesante del asunto es que publica su cuarto volumen de Nightlife sin restricciones digitales y para cualquier soporte digital, en pdf, y sin tener que gastarte un pastizal en él, en que te lo envíen por correo y esas cosas tan desesperantes... Vamos, que ¿quién no se gasta 3,20$ (que en euros, encima, es menos)? Pues eso, accesible, interesante y encima te pone palote, cosa muy de agradecer porque algunos, no sé vosotros, nos cansamos a veces del porno y esas fotos de actores taaaan todos clónicos y ciclados. Y no, no es publicidad, es que lo tengo de amigo en Facebook y me cae muy bien y, amigas, además de que en la variedad está el gusto, aquí hay que echarse una mano, que estamos en tiempos de crisis...
Ah, y está aquí... ¡Que lo disfrutéis!
Nightlife #4, written and edited by Dale Lazarov, drawn by Bastian Jonsson and colored by Yann Duminil

0 Maricomments:

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.