12 de noviembre de 2013

¡6º Año!

A pesar de que la cosa está muy malita después de estos tres últimos años de Twitter, Facebook y todo eso que llaman microblogging, aquí seguimos, irregulares y de ciento en viento, pero plantando cara a la sequía de los blogs, que ahora son sólo una manera de ir de pretenciosa por la vida pidiendo que te regalen cosas y yendo a inauguraciones aún más pretenciosas.
Después de seis años, el personaje de Otto empieza a apoderarse de mi vida, en parte por la imposibilidad de muchos de distinguir la realidad de la ficción, atribuyéndome valores que son del personaje, como la irasosiá y la queja continua. Incluso amigos míos, que deberían conocerme mejor, se empeñan en decirme cosas en plan "cómo eres, Otto!", y me dan ganas de decirles si son tan imbéciles como ilusos, o que cómo es posible que se crean tan inteligentes como para analizarme y saber cómo soy,... pero bueno, son cosas que no hago porque eso es cosa de Otto, no mía... Pero mira, aquí sí que dejaré que hable Otto: ¿De verdad me creéis tan simple como para ser así? ¿Acaso el grado de estupidez os ciega tanto? ¿Es que no me escucháis cuando os hablo cara a cara? Pues eso parece.
Luego los hay que son tan nazis como Otto pero a los que parece que les molesta que lo sea y me lo echan en cara, pero, mira, soy perro viejo y no me lo tomo demasiado a pecho. También están aquellos que nunca te agradecen una buena crítica pero que cuando haces una constructiva te ponen pingando... Yo, mientras, me río mucho.
Últimamente no sé de qué hablar, la verdad. Empecé con un blog muy personal y luego se convirtió en uno más bien LGTB, con todo lo bueno y todo lo malo que tienen estas cuatro letras. Ahora, aunque me sigo desahogando, como hoy, me aburre soberanamente pensar en escribir reivindicaciones, pero supongo que es el signo de los tiempos en esta atmósfera tan opresiva a la que se nos expone en esta crisis tan calculada... ¡Ahora me pregunto cómo pude durante años escribir una posta diaria! ¡Diaria!
¿Qué hacer, Yorick? ¿Qué hacer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS