15 de enero de 2013

Cristiano homófobo no, más bien humano idiota

Bueno, queridos, los que ya me conocéis sabéis que la corrección política me la paso por mi gran arco del triunfo, ¿no? Pues hoy, más aún...

Ya sé que a algunos os escuece en vuestro fuero interno cuando me meto con los cuentos de hadas, como las Mil y una noches o la Biblia, pero peor es que me meta con los negros, ¿no? Bueno, ya sé que no, que algunos le tenéis mucho apego a vuestra figura de acción preferida... Pero, ¿y si me metiese a la vez con negros y creyentes? Pues sería muy injusto, la verdad, que del cristianismo aprendí que no deben pagar justos por pecadores. Por mí, como si creéis en la encarnación de Pinocho, es cosa vuestra, irracional, eso sí, pero vuestra y estáis en vuestro derecho siempre que no nos lo metáis por los ojos a los demás...




Érase una vez dos cristianos negros (sí, negros), Lillian Ladele y Gary McFarlane, que en otro tiempo su religión les hubiera quitado el derecho incluso a tener alma, que trabajaban una en un registro de Londres y el otro como consejero matrimonial. De momento tienen cosas en común: negros y cristianos. Y como no hay dos sin tres resulta que la una se negó a registrar parejas de hecho del mismo género y el otro se negó a aconsejar a parejas homosexuales, alegando su cristiana fe, la misma que les enseña que Cristo pedía el amor al prójimo.


Evidentemente, y es que en Inglaterra tienen dos dedos de frente de vez en cuando, les despidieron de sendos trabajos y ellos tuvieron los santos óleos de denunciar que se les estaba discriminando... ZAS! La paja en el ojo ajeno, la viga en el propio. Y lo mejor, que esgrimían que era una persecución religiosa! Vamos, que seguro que San Pedro se levantó de la tumba en ese momento con las llaves en plan nunchacos...

Yo sí que os voy a dar discriminación!
Bueno, pues lo de siempre dentro de mi reflexión... que manda cojones que unos negros, que hasta hace dos días eran considerados mierda y mitad, sin derechos y tal, ahora hagan lo mismo que les hicieron (Huys! Israel, Palestina... ¿por qué vienen tales palabras a mi mente?) pero, por suerte, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos les ha dicho que su despido es firme, justificado y punto pelota. Y que se jodan. Bueno, esto último no lo han dicho, pero se joden igual.

Lo que es surreal es que les den a esta gentuza el tiempo y el dinero que cuestan estos litigios estériles cuando hay otros más importantes, azuzados por los lobbies cristiano-conservadores (luego hablan del lobby gay, vamos...) y, como declaraba un miembro del Parlamento Europeo, Michael Crashman, miembro, también del Intergrupo LGTB: “British law rightly protect LGBT people from discrimination, and there is no exemption for religious believers. Religion and belief are deeply private and personal, and should never be used to diminish the rights of others.” O sea, que cree en lo que creas pero en tu casa. Los maricas y las bolleras pagamos impuestos como los normales, así que debemos recibir el mismo trato legal y ciudadano, y si no te gusta y eres funcionario, pues te jodes y pones una mercería en El Vaticano. Eso sí, cuidado con tus hijos.

Y ya. Más info aquí, en Pink News.

10 comentarios:

sonia dijo...

Me encanta que les hayan despedido :D

Otto Más dijo...

A mi también! Por idiotas! xD

Driver GT dijo...

¿Cuándo llegaremos de una vez al siglo XXI?

Otto Más dijo...

Yo calculo que para el XXII :-(

Julio Quintanilla dijo...

He disfrutado tanto leyéndo esto por la denuncia y la forma tan real de escribirla, saludos.

Peritoni dijo...

Ya sabes cómo me gustan estas arengas tuyas anti religiosas.
Lo que no sé cómo te las apañas, porque yo mostrando un 10% de tu desparpajo en alguna conversación, he sido tachado de irrespetuoso, necio e intransigente. Y es que ya hace años que dejé de ser un mojigato en este sentido y directamente digo lo que pienso.

Eres mi ídolo, o sea mi dios, lo sabes. ;-)

Observatorio Gay Granatense dijo...

Ya sabes que soy creyente, y gay, personalmente no tengo ningún problema, pues tengo claro que "la fe me la enseñó por su coherencia de vida y testimonio, mi abuela, no un gilipollas con capirote (léase un señor obispo)", lo que no quita que, como ser humano dotado de razón, sea capaz de ver, como bien denuncias, la gilipollez de estos dos sujetos. Yo nunca te daría una arenga para que te convirtieras, ni te metería nada por el ojo (no al menos en el sentido que lo dices... jejeje). Y comparto a mis comentaristas anteriores, cuando denuncias cosas como ésta te eriges en más humano, más admirable... Sigue así, la razón humana necesita adalides como tú.

Sufur dijo...

Creo que su reclamación era totalmente mal dirigida. Está claro que no les discriminaron por cristianos ni por negros, sino por feos :-P

Roberto dijo...

¡¡Ya va faltando entrada dedicada a Luis Alfonso de Borbón!!!!

Jorgito23 dijo...

Jaja, qué arte : )
Qué a gusto me voy a dormir con estas historias religiosas...

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails

Lee y calla