Cronicas Veraniegas (II)

... ayer se me pasó el día entre el trabajo y la búsqueda de piso y sabía que algo se me olvidaba... la continuación de las crónicas veraniegas... Pero antes, ¿recordáis a Julián, el tío bueno de Las joyas de la corona, ese reality de humor involuntario de Telecinco? ¡Que sí, hombre, que eran chonis a los que había que hacer un myfairlady! Os refresco la memoria...


Ahora si, ¿eh? Por cierto, últimamente me da error de No se puede encontrar la página cuando entro en mi blog, ¡joder! Seguro que es cosa del Papa...

Me quedé en una historia sobre una peregrina estadounidense, ¿no? Pues si... Recuerdo una mañana a las 7 de la mañana, que tuve que ir al hotel Convención a recoger a una sola persona antes de seguir la ruta con el resto de creyentes. Me las veía yo muy tranquilo hasta que, tras saludar, me di cuenta de que la chica llevaba el tobillo vendado y unas muletas, todo esto en un cuerpo bastante gordo, pero lo peor era el macuto que llevaba la cabrona, y es que, amigos míos, ¡los peregrinos católicos norteamericanos no conocen las maletas con dos o cuatro ruedas!

El caso es que otro peregrino la acompañó al bus con los bultos mientras yo, ya sé que queda cruel, pero es que fue así, me preguntaba si las muletas aguantarían el peso de la chavala... Para que os hagáis a la idea, era una tía de 180 y que pesaría, sin exagerar, unos 140 kilos... en plan así...


... pero vestida y rubia y mucho más gorda (sólo comentar que su pantorrilla era del tamaño de mi muslo). Cuando me preguntó si le podía ayudar a subir al bus pensé ¿Pero cómo voy a ayudar a esta buena mujer si no puedo con ella y ella no puede apoyar el tobillo! Y me dio un escalofrío... Pero sólo quería que le sujetase las muletas.

Muleta de toda la vida

Por cierto, muletas son esas de las pelis antiguas que se llevan por debajo del sobaco... lo que nosotros llamamos muletas en realidad de llaman bastones ingleses..., un poquito de propiedad.

Bastón Inglés
En el trayecto no veáis qué chapa me dio la chavala con que si había visto al Papa a 200 metros de distancia... ¡joder, tía, haberte comprado la figurita del Emperador de La Guerra de la Galaxias! ¡Si son iguales!...


Cuando llegamos, decía, la tía bajó y no veas qué abnegados y generosos sus compañeros peregrinos... ahí tiradas dejaron las cosas de la chica, así que tuve que ponerme yo en plan obispo a dar órdenes de que se la ayudase, lo que pasa es que sin el pelo de Charlton Heston en Los diez mandamientos uno resulta menos digno de fe y obediencia y seguro que pensaban que yo era más Yul Brynner en plan faraón malvado (y mucho más buenorro que el meapilas ese de los 40 años por el desierto...)


Al final, conseguimos meterla en la T2 y corriendo me fui a buscar al servicio de ayuda a discapacitados del aeropuerto, donde tuve que decirle al responsable que cogiera una silla de ruedas más grande de la que cogió porque si no la chica no entraba... Si vas en silla de ruedas te cuelan en la cola del mostrador de facturación, lo sepáis, pero la chica americana y su acompañante pensaron que era porque yo era superbueno y había conseguido todo con mi arrebatadora personalidad, así que, de repente, la tía coge y seca dos euros, ¡2 EUROS! para darme una propina... ¡A MI! ¡Que estaba haciendo mi trabajo! Así que la miré con cara de displicencia, le dije que no y me largué, con mucha dignidad, eso sí, y muy educadamente. ¡EA!

¡Feliz finde!

6 comentarios:

  1. Pues déjeme decirle que la ha ofendido usted con su actitud digna, porque en la tierra de la señora es lo normal. Aunque a mí me ofendería que me diese SOLO dos euros.

    ResponderEliminar
  2. Eso también fue de mucha ofensa para mi! Si hubiesen sido 50€ hubiese puesto otra cara xD

    ResponderEliminar
  3. Siguiendo con tu post de ayer, ¿ves?, lo mismo que no te imaginaba de "meapilas paseando jumanjis", sí que te veo perfectamente, en plan YUL BRINNER, con el taparrabo y ese cuerpazo del que has mostrado un poco en la foto de la playa... a lo mejor la GORDA después fue a LOURDES, a pedir "el milagro de su adelgazamiento" (no si al final va a resultar que alimentarse a base de hamburguesas y chips es malos de verdad), aunque espero que en LOURDES no la metan en la piscina de los enfermos... ¡porque entonces el agua bosaría!

    ResponderEliminar
  4. No recordaba que el chulo del realiti fuera de relamerse...

    En cuanto a la americana talla estandard, porque es así como es todo el mundo por allí, pensó que si te daba dos euros, a lo mejor seguías detrás de ella, porque era jumanji pero no tonta, y pensando que a lo mejor querías otros dos... y otros dos... y dos más, a lo mejor llegabas a arrodillarte delante de ella, para rezar por supuesto.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¿¿¿dos euros???!!! qué cutres. SI hubieran sido dos cientos...
    ...¿los habrías cogido?

    ResponderEliminar
  6. Has hecho muy bien en recordarnos a Julián. :-9

    Por lo demás, hay que ver lo que te dio de sí la JMJ. :-D

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.