Orgullo III: Otra vez?

Voy a copiar y pegar una entrada anterior gracias a algo que vi ayer y que me reventó, y es que me jode cuando alguien se empeña en imponer su voluntad a los demás como si fuesemos idiotas, no tuviéramos criterio o similar. Pero lo primero es lo primero: Feliz día del Orgullo gay.

Ayer, en el pregón, que, por cierto, estuvo muy flojo, muy, muy flojo, con poca gracia y muy poco currado, aunque es cierto que influía la limitación legal del volumen del escenario, había no se cuántos perrosflauta maricas empeñados en hacernos entender, como si no tuviéramos criterio, que el Orgullo está vendido y bla, bla, bla... Que si una bandera de 4 pisos con el "mi orgullo no se vende", octavillas con dibujos de billetes con la cara de Gallardón y Zerolo y una PUTA batucada jodiendo la marrana, porque cuando se va a hacer ruido y molestar estás jodiendo la marrana a los demás, como hicieron con la excusa de luchar contra la opresión consumista.


Lo malo, de lo que ellos no sé si se dan cuenta o no, es que son ellos los que acaban siendo los más intransigentes, los más opresivos y los más tocapelotas y porculeros del lugar… Son los de o conmigo o contra mi, las que dicen que los tíos hemos estado siglos machacando a las mujeres (yo no, oiga, que no había nacido y no lo he hecho después de nacer ni lo haré), los que escriben Vallecas con k, los que dicen que no eres marica bueno si vas al Liquid, que eres superficial y consumista porque te apuntas en un gimnasio y demás mierda…

fuente: Ambiente G

A ver, si quieres vivir alejado del mundanal ruido, pues te vas a los Arribes del Duero, a la Alcarria, a las Hurdes, las Batuecas, a los Picos de Europa, los desiertos de Almería, al Gobi o a la puta Antartida y ahí haces lo que quieras (perderte, morir, transcender en comunión con la diosa Natura) con tu vida dejando de joder a los demás que hacemos lo que queremos o lo que nos dejan (siempre que queramos).

No los soporto. Cada cual vive el Orgullo como le sale del ojete y yo no le impongo a nadie que lo celebre musculando, yendo al Studio 54 o metiéndose una raya, así que no tolero que nadie me diga cómo he de celebrar las cosas.

Vale, ya paro

Ah, y no olvidemos cómo empezó TODO... en Stonewall... la primera escena es un poco... pero bueno, es necesaria para saber por qué se desencadena todo:

2 comentarios:

  1. Pues que sepas que el Orgullo debe celebrarse exactamente así: tomando un cóctel de gazpacho y ginebra en compaía de un pingüino disecado vestido con un traje de buzo, y entonando canciones marineras islandesas. Quien no lo hace asi, es un vendido y un ignorante y merece ser devorado por ardillas, así de claro :-P

    Feliz Orgullo, chulazo

    ResponderEliminar
  2. Uff, que pesadas las marginalas perroflautas. Lo que les pasa es que son unas miserablas marginalas, de esas que tienen que currar para vivir...¡qué horror!. El orgullo no es para ellas, debrían estar prohibidas porque afean mucho cualquier evento...Aynsss

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS

Creative 

Commons License
OTROMARIBLOG creado por Otto Mas bajo Licencia Creative Commons 3.0 España por la cual la presente obra queda sujeta a reconocimiento público en caso de uso, quedando prohibido tanto su uso comercial como la generación de obras derivadas de la misma. Sobre el material audiovisual y/o marcas registradas utilizados poseen derechos de reproducción sus legítimos propietarios. All third party material, i.e. text, pictures, graphics, audio, video and trade marks, belongs to its legitimate owner

© 2007 All rights reserved.