26 de mayo de 2011

Presidente Tercermundista en Brasil

Tanto que Lula da Silva molaba y ahora viene Paco con las rebajas...

La sucesora en el cargo de Lula, Dilma Rousseff, ha prohibido la producción de películas educativas contra la homofobia, así, como suena. Estas películas sobre educación sexual, que se proyectarían en las aulas, pretendían hacer un acercamiento combativo hacia las actitudes homofóbicas con mensajes de parejas de homosexuales y lesbianas hablando sobre su sexualidad, sin más, sin sodomías ni tijeras ni nada. Un portavoz gubernamental ha declarado que la propia presidenta, tras ver los vídeos, ha decidido que los mensajes que se ofrecían no eran lo suficientemente objetivos: No le ha gustado lo que ha visto, declaraba Gilberto Carvalho (que no podría negar ser brasileño con ese nombre y ese apellido, la verdad).

Dilma, no seas como Rita, tía.

Según parece (bueno, según comenta la BBC), un lobby de grupos de y relacionados con la Iglesia Evangélica (¡Vaya! ¡Cristianos! ¡Qué raro!) y sus aliados en el Congreso están detrás de esta marcha atrás por parte de la presidenta de Brasil bajo la amenaza de bloquear todo tipo de iniciativas legales del recién estrenado gobierno... para que luego vayan hablando del famoso y peligroso lobby gay... no te jode...

En fin, que la cosa está en que estos que ya se conocían como kits antihomofobia habían sido confeccionados por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación, que ya podrían haber preguntado antes, ¿no? Y resulta que, según estos lamealtares, los vídeos podrían animar a la homosexualidad... ¡y estamos donde siempre! ¿Pero qué coño me va a animar a mi algo que no me gusta? Cree el ladrón...

Mire, señora Rousseff, no sea tan zorra con los derechos humanos de la gente de su país, para empezar, y de un colectivo, en general. Que ya sé que fue ud. terrorista cuando era joven, pero eso ya pasó, ya no tiene que atentar contra nadie, porque imagínese la arbitrariedad de que, de repente, todos los homosexuales del resto del mundo dijesen ¡Vaya influencia mala ejercen todos los brasileños! ¡Eliminémosles sus derechos básicos! Pues no le gustaría nada, ¿no? A ustedes no les gustaban las medidas de EEUU de control aéreo de pasajeros y decidieron hacerle lo mismo a los estadounidenses, ¿verdad? ¿Y si los demás hicieran algo parecido con sus compatriotas? Estaría mal, así que rectifique.

3 comentarios:

  1. Si es que está visto que no se puede poner a una mujer a tomar decisiones relacionadas con la polla, con perdón, anda que esperemos que aquí CARMEN CHACON, a la sazón futura presidenciable, no se nos asuste de la misma manera, al menos ella ya estará acostumbrada a ver "paquetes" (¡os habéis fijado lo que marcan siempre los uniformes!) y missiles...

    ResponderEliminar
  2. Nunca entenderé esa fijación de los católicos con la marcha atrás. Mira que les gusta...

    Me encanta tu planteamiento inverso. Fuera los brasileños! Empecemos por los jugadores de fútbol, jajajaja

    ResponderEliminar

Aunque ya no se lleva nada, puede comentar después de la señal, por favor. Le contestaré lo antes posible. O no. Gracias.
Piiiiip

LEAMOS, AMIGAS