21 de diciembre de 2011

Va de Anuncios...

Bueno, pues el otro día me comentaba yo a mi mismo cómo reaccionar a ese anuncio tan... bueno, no lo voy a calificar, dejo que lo veáis, aunque seguro que ya lo habéis visto muchas veces...


¿Qué, horrendo, eh? No sabes si es de coña, si es serio o qué, y todo por un fallo muy muy gordo que han tenido los publicistas españoles encargados de dar a conocer esta marca en nuestras ibéricas tierras, y es que, a diferencia de nosotros, ellos sí saben quién es ese marica tan indignado que aparece y quizás sí le encuentren el quid de la cuestión...

Ese marica tan de libro de terror homosexual es real, de verdad, y se llama Ricardo Ribeiro, es brasileño y es una especie de celebridad en tierras de la pérfida Albión, vulgo Inglaterra, de donde son esos hijos de la gran Bretaña. Básicamente, se convirtió en una figura conocida en 2003 gracias a un programa de Channel 4 llamado The Salon, un reality sobre peluqueros y estilistas un poco al estilo Tabatha, te necesito pero sin tener nada que ver...


Supongo que el personaje estará muy a la altura de Raquel Mosquera o de aquel peluquero marica que se lio con Karina... o sea, carne de cañón televisiva de quien descojonarse...


Luego estuvo es El rival más débil en el especial peluqueros (sic) y que si un poco de intervención en los programas que comentaban el Gran Hermano inglés... para que veáis que no sólo Telecinco España hace semejantes horrores con Norias, Sálvames y similares. Ahora ya sabéis que es un famosillo, como cuando la Esteban anuncia sartenes pero en este caso TRESemme... Pero vamos, que aún sabiéndolo me parece usar el estereotipo marica de una manera un poco sangrante/vergonzante y sin saberlo, como ocurre aquí en España, me parece aún más escarnio... tanto que hasta a Víctor Blanco, la estilista de los tacones, le parece que es súper homofogo..., tía, nube...


En fin, pues a mi medio me dan ganas de reír como de indignarme, pero como la vida está muy mal, yo voy a hacer como los antiguos: primum vivere, deinde philosophare, o sea, primero ganémonos las gachas y ya hablaremos de cosas accesorias después...


20 de diciembre de 2011

Terribles Perdidas...

¿Terribles? ¿Terribles? ¡Terrible es no poder disfrutar de un tipo así!


Y ahora vienen los regalos navideños con anticipación, para los malos ya no hay carbón, está Mariano... ¡así que debe ser que todos hemos sido muy muy malos este año! Pues sí, por pedir hipotecas para comprar pisos que no podéis permitiros, que llevo ni sé cuánto diciéndooslo... Y luego hemos tenido los regalos de consolación que han sido:

1. Ha palmado un personaje de Bola de Dragón...


Ah, no, que era Zelda Rubinstein, la de Poltergeist...


Coño, no, que esta se murió en 2010... El que se ha muerto ha sido Kim Jong Li, dictador de Corea del Norte, así que dediquémosle el consabido sic semper tyrannis...


Ahora todo el poder recaerá sobre su hijo más joven, porque los otros dos anteriores pueeees... pues fueron retirados del camino al poder máximo porque ambos, según parece, sufren de bujarrismo crónico... El primer varón, Kim Jong-nam, cayó en desgracia en el año 2001, cuando fue detenido al intentar entrar en Japón con un pasaporte falso, con la intención de visitar Disneyland Tokyo, y el segundo hijo se llama Kim Jong-chul y de su vida no se conoce apenas nada ya que está apartado de la vida pública porque resulta que es gay... En palabras de su padre, "porque parece una niña", más descriptivo no se puede ser, pero lo fuerte es que podía haber revisado su propaganda nacional, que incluía cosas así:

Todo un ejemplo para su hijo, vamos...

Así que el próximo tirano de Corea del Norte será...


Ay, no! Perdón... Será posiblemente este otro, Kim Jong-un...


¿Y el otro regalo? Pues vamos allá:

2. Lucía Etxebarría dice que va a dejar de escribir unos años por culpa de la piratería, que no vende y no tiene para comer porque todo el mundo le piratea el libro y claro,... eso sí, me encantan sus palabras...
Cuando Miguel Angel pintó la capilla Sixtina, se los pagó el Papa Sixto [...] Cuando el Greco, Velázquez o Goya pintaban cuadros, se los compraban o bien el rey o bien miembros de la corte que podían pagarlos [...] La cultura nunca ha sido gratuita, nunca. Por mucho que algún inculto se empeñe en afirmar lo contrario.

Bueno, consideraciones artísticas aparte, mira que podía haber elegido entre la miríada de artistas de la historia que no han pasado a la misma pero que cobraron,... pero no, ella habla de Miguel Ángel, Velázquez... ya sabéis, a su altura... El resto de sus palabras, aquí. Por lo demás, tiene más razón que un santo respecto a los derechos de autor, pero creo que no debería culpar de sus fracasos a la piratería, porque está demostrado que Elvira Lindo, por ejemplo, vende, y mucho, y es que la gente compra lo que gusta y lo que no gusta no lo compra, y cuando vas de prepotente no ayuda, hija, y tú, Lucía, vas de sobrada por la vida y te has acabado de sobrar, y la gente no te lee y los que te echan en cara que se han descargado ilegalmente tu libro te lo dicen por joder pero no se lo leerán ni se lo hubieran comprado tampoco... Para que lo entiendas mejor: si Velázquez hubiera sido una mierda tampoco le hubiesen comprado cuadros, ni reyes ni nadie. Ánimo y ponte a ello, tía, nube... Y olvídate de París.

15 de diciembre de 2011

OL AI GUON FOR CRISMAS IS YU!

Rompo mi silencio de estas semanas para dos cosas, una de ellas es esta:


Y la otra contar las risas que me he echado con la de Alcorcón, la Terremoto, vamos, que ha sacado su single navideño con un tema superdivertido para ponerlo en repetición continua en vuestras casa estas navidades y si teneís algún amigo, familiar o allegado del Opus pues se lo grabáis 20 veces en CD, le ponéis una portada de Escrivá con el niño y se lo lleváis a casa como regalo... Como esta gente del Opus son de los que te dan las gracias sin abrir el paquete hasta que te vas, vosotros mismos lo sacaréis y lo pondréis en el reproductor de CD sin olvidar de echar unas gotas de Loctite en la puerta para que el CD se quede siempre dentro y otra gotita sobre el PLAY para que suene eternamente.




Y os lo podéis bajar de aquí mismo si queréis... Y nada más, tras esta grata noticia para alegrar los negros tiempos estos de crisis, os dejo disfrutando del tema, que sigo trabajando y mañana prometo que algo escribiré, seguro que con menos gracia que hoy. Besos!


2 de diciembre de 2011

Dioses del Olimpo!

Ayer fui al prestreno de Immortals, una película que tenía muchas ganas de ver desde que ví el tráiler este verano y que después de verlo me quedé en plan Homer Simpson babeante diciendo "comidaaaaaa...", ya supondréis por qué...


Bueno, ¿que qué es Immortals? Pues es una película de los productores de 300, que con eso os podéis hacer una idea de la estética y la temática: tíos buenos, griegos sin prima de riesgo, o sea, antiguos, dioses del Olimpo, sangre y violencia mitológica y unos buenos efectos especiales con un 3D espectacular, no como en la última de Perseo, esa de Furia de Titanes, que era mala y con un 3D malo. Aquí el 3D mola porque los efectos especiales son de impresión, de montañas derrumbándose, tsunamis que arrasan costas y planos amplísimos, aparte de las escenas de acción, sangre y sexo, claro, titanes en prisiones doradas, el Olimpo, batallas...





En esta historia tenemos a Teseo, otro más de los innumerables héroes de la mitología grecorromana, encarnado por Herny Cavill, al que todos disfrutamos en Los Tudor pero que, con tanta gorguera, no enseñaba lo que enseña aquí. Ya sabéis, Teseo, el del Minotauro y todo eso, lo que pasa es que aquí hacen un resumen de todas sus hazañas en la misma trama, pero no nos vamos a poner puristas, que es cine y se trata de que divierta a lo grande, sin pretensiones de meterse entre pecho y espalda paquetes profundos que la gente siempre defiende como el verdadero cine... pues no, oiga, el cine es el que entretiene y divierte sin otras pretensiones, como así comenzó, a lo grande, con películas como El ladrón de Bagdad (1924) con un Douglas Fairbanks que no desmerece nada a los músculos de Cavill, para que luego digan que lo de enseñar teta es muy de ahora...



Bueno, pues eso, dos horas de acción que va en aumento, como la adrenalina que produce, con una estética muy cuidada y sin ser tan estática como era 300. Tios buenos, a patadas, y ya no sólo los olímpicos, sino también los tristes humanos, claro...



El que está con un papel que ni anillo al dedo es ese pobre que casi se convierte en despojo de la industria cinematrográfica (y de la cirugía estética...), Mickey Rourke, que hace de malvado y desalmado rey Hyperión y que la verdad es que gusta mucho, oigan...



Freida Pinto, sacerdotisa que todo lo ve, es una tía taaaaan guapa que incluso un marica de nacimiento (como yo, vamos) se queda flipado con la cara que tiene la tía que parece esculpida... como Atenea...



Zeus (Luke Evans), por cierto, está de ponerse de rodillas delante de él y... adorarle eternamente, y Kellan Lutz también, la verdad, sobre todo porque no abre la boca... Muy bien volver a ver a John Hurt y a Stephen Dorff...





¿Y qué más decir? Pues que es un peliculón de dos horas que no aburre, con una historia entretenida y con buenos efectos para pasar un buen rato y para ver en 3D, y mira que a mi el 3D sólo me mola en el mundo real, ¿eh? pero es que aquí el efecto final está fetén. Cosas que no gusten, pues las habrá, pero bueno, que nadie vaya pensando que va a ir a ver una fiel adaptación filológica de Las metamorfosis de Ovidio, sino acción con una estética muy particular salvo por los horrendos bajorrelieves del final, que hasta en el Románico estarían mejor ejecutados, jajaja...


Así que muy recomendable para estas Navidades, que se estrena el 23 de diciembre, una alegría para aislarse del mundanal ruido si no os ha tocado la lotería dos días antes...


Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails

Lee y calla