29 de enero de 2010

Twelfth Night, or What You will


Si es que os tengo que explicar toooodo… El título de la posta de hoy es el título de una obra de teatro de William Shakespeare: Noche de Reyes, o lo que queráis… y con esto está tooodo dicho, ¿no?

Lectores – NOOOOO, explícateee, joder…

Otto – Vaaale, caaalma, ya vaaaaaaaa…

El caso es que ya sabéis que en Nochebuena me cayó la Canon chachidelamuerte que tardó veinte días en llegar a mis manos y con la que llevo familiarizándome unos días con su manual y toooodo… Hace muchas cosas, pero aún hace más y mejores si se estudia uno todo sobre el obturador, la abertura, la exposición,… bufff… en un par de meses creo que podré sacarle algo de partido…

A lo que iba, blablabla… que si Nochebuena, blablabla… pues que en Reeeeeyes este año (en mi casa no hacemos Reyes, conste) tuve regalitooooooooo, y me hizo mucha ilusión. ¡El regalito (bueno, para mi, regalazo) era de #L! Conste que decidimos esperar a las rebajas, claro… yo semanas antes no hacía más que memorizar cosas que él decía, que si no sé qué zapatillas de El Ganso, que si no sé cuála chaqueta de Franklin & Marshall, que si unas zapas de Fred Perry… a mi se me da superbien hacerme el tonto, así que él veía cosas y yo hacía como si nada mientras repetía el modelo en la cabeza y lo copiaba en el móvil como quien escribe un sms… Por fin, el día antes de que se marchase a Cádiz, pasamos por el escaparate de Puma de la calle Fuencarral y ahí el niño vio unas botas de inspiradas en las de los boxeadores de Alexander McQueeeeeen que le gustaron… Ya veis que el niño mal gusto no tiene, no.

Bueno, yo se las iba a haber comprado y para ello arrastré al pobre RMN entre lluvia y nieve y frío atroz por todo Madrid en búsqueda singular. No las compré porque nos liamos entre tanta tienda y cafés y tal, y como la cosa era ir con #L, pues nada, no me quitó el sueño… aún así pregunté por el número y esas cosas.

Al día siguiente fuimos y si le gustaron, ¡bieeeeen! Se fue todo contento, porque además esa noche íbamos a celebrar su trabajo nuevo en casa de un amigo y así las presentaba en sociedad, pero cuando se las fue a poner… estaban rotas, ohhhhhh!... Algún gañán se las había cargado por intentar meter el pie sin quitar cordones y tal, así que se quedó un poco plof… Al día siguiente fuimos a cambiarlas, claro, y nos encantó la reacción de los chicos de la tienda al ver el estropicio…

Chica – ¡Ayyyyyyyy (manos a la cabeza), las McQueeeeeen! ¡Qué crimen!

Chico – Pues no se pueden tirar, hay que hacerles un entierro…

Y nos las cambiaron con cara de haber vuelto a vivir la muerte de Lady Di… Ya no tenía el color que cogimos, el una especie de azul-gris oscuro, así que se llevó las negras, muy wapas…




Y luego quedaba yo… El niño, que tampoco pierde una, pensaba comprarme un eBook, que me lo confesó ayer mientras yo decía lo mono que me resultaba el ipad de Apple, pero en ese preciso momento de búsqueda se me rajó la suela del zapato de lado a lado, así que me compró…



Siiii, me encantan, son supermacarras y me encantan… es ponérmelas con la bómber violeta y sentir ganas de reventarle la cabeza a un skin, ¡JAJAJA!... fotografiadas con mi cámara de un rápido… ains… me las pongo un montón, son geniales, me encantan y además me hacen más alto, que nunca está de más, jisjisjis… Gracias, #L, por mi regalo de Reyes… ¿así cómo no va a sonar en tu móvil Always on my mind? xD

Y nada, viernes: a los mandriles que voy, que ya me espera… =D

27 de enero de 2010

El Finde, claro

Bueno, el viernes, cuando llegué chez #L, la idea era ver una peli tirados en el sofá sin hacer nada más que descansar… peeeero, por esas cosas de la vida, un amigo de Bilbao se iba a acercar con su novio a Madrid de finde me dio un toque para ir a tomarnos algo por ahí. No pintaba mal hasta que ese ahí se convirtió en La Latina, donde pincharíamos algo y nos tomaríamos unas cañas.

A las 10 de la noche ya es tarde para pinchar nada por ahí, pero bueno, fuimos… Los sitios de pinchos ya eran de copas y estaban muy llenos. Tras unas bravas por ahí, unas tostas (dios, cómo odio esta palabra) por allá nos vimos rodeados de cienes y cienes de heteros con sus copazos, fumando e invadiendo nuestro espacio vital, así que decidimos ir a un sitio a) con espacio b) sin humo y c) sin heteros, que se traduce como Chueca, claro… pero no llegamos porque al final acabamos en el Museo del Jamón, que es lo peor del mundo, como las ferias esas con sus atracciones y sus barracas de jamones baratos. Después de robar comida de otros platos abandonados y ajenos, que está muy malita la cosa, nos fuimos a un McDonalds a comernos unos McFlurries y, servidor, un Sundae… ¿Y de ahí? Pues de ahí al metro antes de que cerrase y a la cama.

Al día siguiente quedamos con estos mismos amigos porque querían ir de tiendas. El amigo este de Bilbao va a celebrar su cumpleaños y quiere que lo celebremos de una manera muy especial. La fiesta se llamará Lady Gaga Fashion Show y hay que ir disfrazado deeee… pues si, de Lady Gaga, no confundir con ir de mamarracha. Nos paseamos por mil tiendas y se probaron de todo, más bien tirando al mamarrachismo que al ladygaguismo, en tiendas mil, desde H&M hasta Stradivarius y sin cortarse un pelo a la hora de llevar al probador ropa de mujer… ¡ains!

 



Nosotros no caímos en la tentación porque vamos a pensarnos bien el disfraz con inspiración, no a lo loco, aunque a #L no le apasiona nada de nada la idea de disfrazarse, y menos si nos vamos a alojar en el Carlton, claro, como es el plan…




Agotados, ni salimos ni nada: caímos muertos en la cama.

Al día siguiente salió el sol y nos fuimos al Retiro, a tirar afotos con la cámara nueva…

Y por la noche, con mucha penita, de vuelta a casa. Lo de escribir la posta sobre La Pecera de Eva os lo imagináis, etc.

¡Ya es miércoles!

26 de enero de 2010

La Caja tonta quiere Ser lista

Y es que me acabo de tragar algo que desde que de ha estrenado he querido ver pero no he podido porque siempre me pillaba de vuelta a casa: La pecera de Eva.

Desde Siete vidas, que es la única producción propia decente que creo que he visto en Tele5, no había observado en Tele5, la televisión amiga, y para otros la televisión basura, nada que me moviera ni una sola de mis pocas neuronas, y con lo simples que son ya os digo que eso es muy complicado. El caso es que Tele5, como su homónima italiana, está especializada en vender mierda e intentar convencernos de que es lo que el público quiere…

Ya os he hablado de Chones, chonis y viceversa Hombres y mujeres y viceversa, que es lo más patético de la mañana… Luego esa otra basura, de la que también he hablado, de un programa patéticos de juicios, De buena ley, muy al borde del Show de Jerry Springer… Luego, el culmen de la mierda televisiva, ese Sálvame al que, para más colmo, dirige uno de los peores presentadores de la televisión mundial que responde al estereotipo de marica- mala-no,-lo-siguiente y que, encima, en un ataque de paroxismo cerebral fue galardonado con un Premio Ondas, dejando a este galardón a la altura del barro… Y por no hablar del plantel de invitados de un programa cuya original fórmula quedó obsoleta en menos de un mes… Señores de Tele5, ¿nunca escucharon el celebérrimo refrán Lo poco agrada y lo mucho enfada?

Como redención, alguien ha tenido la brillante idea de realizar La pecera de Eva, la historia de Eva, una tarada psicóloga de instituto en sus treinta que intenta echar una mano a una panda de Ninis que, al menos, estudian. La idea es genial: la acción se desarrolla, básicamente, en la consulta y todo está rodeado de flashbacks sobre los problemáticos alumnos que nos explican el trasfondo de sus conflictos.

La protagonista, Eva, interpretada por Alexandra Jiménez, es genial, es creíble y resulta un personaje que sorprende, muy redondo. Los chavales, geniales actores también para la edad que tienen, aunque a alguno la innata belleza no le hace ningún favor y se duerme en los laureles de la interpretación. Maca, la chica gorda, es la cosa más auténtica del mundo, abre la boca y no es un personaje, es una persona de ficción: genial. De momento han echado ya 8 capítulos y todos ellos se pueden ver en la web de Telecinco: superrecomendable, aunque ahora que pienso ¡no hay ningún maricón! Hmmm… qué raro, porque anda que no damos juego en el instituto, ¡jajaja! Bueno, a lo mejor es que aún no ha aparecido…

video

Que siiiiiiiií, que mañana cuento el finde…

21 de enero de 2010

Pa mea y no echar gota…


Y todo por haber visto ese programa de La Sexta de la Generación nini… Una panda de parásitos sociales de 18 años, más o menos, que ni estudian ni trabajan ni hacen nada además de ser violentos en su casa (o mejor dicho, la de sus padres), robar a sus padres, estar todo el día de juerga y despertándose a la 1 de la tarde... y encima uno de Burgos, tracatrá.

Llegados a un punto así, está claro que te puede salir un hijo rana, que esas cosas pasan, pero es que estos son de traca… De acuerdo que han buscado casos extremos para darle color al nuevo programa de telerrealidad en la que estos engendros de Satanás deben convivir en una casa juntos, pero aún así, cada vez se ve más niñato absurdo, tonto y lelo… Como decía, es verdad que te puede salir el hijo torcido, como te puede salir maricón, vamos, que no se sabe muy bien por qué, JAJAJA, pero lo que también está claro es que una buena hostia a tiempo es mano de santo, y no me refiero a darles de comulgar.

Una vez que el mal está hecho (no haber dado la bofetada), los niñatos se suben a la chepa de cualquiera cuando sea, y los padres piden ayuda, pero la culpa, por desgracia, la tienen los padres. Es como cuando estás en un bar y ves a un niño-bala cruzando el espacio a gritos; todos pensamos ¡puto crío!¡no se desnucara contra el suelo!
cuando lo que teníamos que estar haciendo es llamar la atención al hijo de puta de su padre o de su madre que se han plantao con su cigarrito y los colegas en la barra y pasan un puñao del retoño… y luego, eso sí, que no le pase nada al crío, que si no te meten un puro que te cagas… Lo más fuerte es que yo lo veo hasta con mi hermana, que viene a casa, suelta a los críos y pasa de todo mientras yo me como los cojones.

Ains, qué mala hostia me entra.

¡Y ya tengo la cámaraaa! No la he probado casi nada, porque era de noche, pero la verdad es que a cualquier cosa que apuntes te hace una afoto genial, oiga, ge-nial… así que mañana, por fin, hablaré de lo que me trajeron los Reyes de #L :D

Feliz Jueves.

20 de enero de 2010

LO QUE DECIA YO AYER...



Pues eso de 2x1 en películas, que no es ninguna oferta del Carrefour ni nada de eso… Resulta que el domingo de sofá con #L incluyó (entre otras muchas cosas, Sota, entre otras muchas cosas…) una sesión televisiva de lo más surreal.

Ya sabréis (y los que no, pues ahora lo haréis) que por ley está prohibida la contraprogramación en España en todos sus aspectos, incluido el publicitario. Esto es una broma en el caso de Tele5 y Antena3, cadenas en las que los bloques publicitarios siempre coinciden, pero el otro día Cuatro se portó muy bien y emitió El sexto sentido con bloques de anuncios eternos, como otras cadenas privadas, pero sin contraprogramar a Antena3, con lo que pudimos ver dos películas de manera simultánea… Mientras Bruce Willis se perdía en la publicidad, nosotros nos encontrábamos siguiendo a Jennifer Connelly en plena acción, y cuando a esta la devoraban los anuncios, volvía Bruce Willis y el niñoquenocasionesvemuertos… total, que vimos dos pelis a la vez, aunque la de la Connelly era un poco mala, pero es que la Connelly es taaaaaan encantadoraaaaa, ¿no?


Y hablando de publicidad, qué bien que las cadenas estatales no pongan ya anuncios. Si a esto le unimos la futura ley antitabaco (ZP no seas blando, coño, y suéltala ya con dos cojones como los de Trillo) el mundo empieza a ser mejor… Sólo falta que se termine con el concordato con la Iglesia católica, que es una vergüenza… y nada más, porque hoy estoy muerto, me duele todo, no por la fiebre, que se ha ido, sino por el cansancio del gym y el trabajo que he retomado… encima mientras escribo esto veo cómo pasa de medianoche el reloj, ¡y aún sin poner afotos!

Buen miércoles.

19 de enero de 2010

2x1 en Peliculas


Bueno, pues sigo sin mi cámara, pero ya tengo impresora… El mardito virus gástrico que toda España parece de sufrí sigue dentro de mi, aunque no me provoca más sintomatología que un ligero malestar (general) y un ligero atontamiento… si, atontamiento, lo que me aplatana bastante y me deja con unas ganas constantes de siesta… En fin, al menos tengo una hambre de lobo, porque ayer por la mañana, por fin, fui al gym y empecé a matarme, flojito, eso sí, que no hay que abusar del cuerpo… Todo el mundo me dijo que estaba más delgado (algo que odio profundamente que me digan, porque si ya me voy yo asín, pues lo que me faltaba: refuerzo negativo…) y mi anterior monitor me dijo que no me preocupase que en un par de semanas me recuperaría. Que así sea.

El finde ha sido surreal porque el viernes fui a Madrid a ver a mi #L y el sábado por la mañana, a eso de las once, ya me estaba largando a Segovia para volver a las nueve de la noche… El AVE es una maravilla que espero que algún día acabe con los sueldos de vergüenza de los controladores aéreos de este país (jooooder, por qué no me presenté a las oposiciones de controlador hace 10 añooooos, por quéeeeeee! Con todo lo que me insistió mi hermana… ains!), porque es una gozada eso de hacerse 100 kilómetros en 25 minutos… Cuando llegué, fui a la búsqueda de #L, que estaba con Laurbana, su H(etero)C(osturero) y Lana (Turner) [nota mental, no olvidarme de cómo les acabo de llamar para la próxima vez que les mencione] y cenamos y me reí mucho-mucho hablando de vómitos, cagadas y cosas así, superinsólitas, y nos tomamos unas copas, unas fotos y unos láseres, que siempre sientan muy bien. A cosa de las no sé qué (ya no había metro, eso seguro), #L y yo nos retiramos.

Al día siguiente perreamos mucho y no salimos de casa… yo me eché mi minisiesta de la una del mediodía, porque es quedarme acurrucadito con #L y dormirme como si estuviese yendo al séptimo cielo (como un bendito, amos), y es que, aunque le aplaste, le tire y le ronque, #L es superdormible… Por cierto, ya casi no ronco, sólo hago respiraciones… estoooo… profundas, jajaja, pero sin roncar-roncar, ¿eh? Además, a veces me acaricia la cabeza, cosa que antes odiaba profundamente y ahora me encanta, y claro, calma la fiera que llevo dentro.
A todo esto, que no he hablado de lo que iba a hablar (observad el título...) así que lo dejaré para mañana. Feliz martes.


15 de enero de 2010

El dia de la marmota, la mofeta o lo que sea...


Vamos que, aún a riesgo de volver a contar lo mismo por tercera o cuarta vez o qué se yo, esto se vuelve a repetir y sigo sin mi cámara, que no llega (tranquis, no la pagué, juas, aún), con la impresora rota (mañana tendría que llegar la nueva a la tienda) y, eso sí, menos fiebre, bieeeeeen… Bueno, tampoco es que tuviera tanta, la verdad… pero al final, ayer por la mañana, no fui al gym, porque mi pobre organismo tiene que descansar antes de darle caña y proteína de la güena… a cambio le di un telefonazo a #L, que ya estaba en el cercanías camino al trabajo, así que me volví a quedar después dormido muy a gustito a pesar del viento que tronaba al otro lado de la ventana (oh, qué bonita imagen me ha salido…)


Este finde (¿ya es viernes? Joooder…) toca #L, como el resto de los findes, amos, aunque el sábado me toca hacer unos jaleos pofesionales y ausentarme unas horas. Lo dejo en buena compañía, así que me lo cuidarán bien hasta que yo vuelva… Con un poco de suerte, y tanto kilómetro, quizás me acabe de cepillar Perdidos, que ya voy por la mitad de la quinta temporada, EA!


No he salido, por cierto, en todo el día,… bueno, he ido a echar la primitiva, porque si no la echo seguro que me toca y me arranco las venas con los dientes, así que no he tenido muchas novedades hoy… Bueno, mi amigo ZIH me ha hablado de un canal el You Tube que se llama PinkTV, que debe ser mejicano o argo de ultramar en general. Gracias a un par de vidrios que he visto, he descubierto que la palabra musculoca también se usa al otro lado del charco, y dan consejos de muchas cosas, mamarrachadas incluidas, claro. Os dejo con un vidrio con consejos para el veranito, amigaaaaaaaaaaas xD


Bueno, la verdad es que tiene más acento de argentino que de otra cosa, pero bueno...

14 de enero de 2010

Joder, Que de pluma suelto...


Hoy no me voy a enrollar mucho porque mejor me oís… Ya sabéis, que lo comenté ayer, que Luz de Gas Radioblog me entrevistaba… Muchas gracias a su responsable, Juan Duque, que es amabilísimo, y a sus oyentes,… y a Efter (que no Esther, juas... perdón) por averiguar desde dónde hablaba Otto. Ah, y también gracias al extraño que me ha atribuido a mi bloga una imagen en fleshbot y ha hecho que mis visitas de ayer fueran 3025.


Después de escucharme, pues lo de siempre, que qué voz más horrible me sale (es la mía, lo sé), que vaya plumerío que suelto (hay partes en que no me distingo de Almodóvar), qué incongruencias gramaticales, qué sorda estoy, etc., etc. Todo esto me ha empujado a volver a llenar la bolsa del gym y mañana vuelvo a comenzar, tras tres semanas, mis actividades deportivo-musculocas y mis dopajes proteicos para que, ya que no tengo un machorro dentro, al menos que por fuera lo parezca, ¡JAJAJA!


El médico, por cierto, no me ha recetado más que paracetamol… mi querido Efferalgán de un gramo… eso sí, que si me pica la polla, que vaya, que a veces las infecciones son muy vivas y se van donde quieren, sistema urinario incluido (qué agradable conversación… ¿por qué no habré hablado de esto en la entrevista?)… Tampoco ha llegado mi cámara, pero a cambio mi padre, que es santo, ha dicho que me iba a comprar la impresora láser color que… ya había encargadoooo, hoooo… tenía que haber encargado una mejor, porque a mi padre le ha parecido muy barata, juajuajua…

Nada más, que me voy a la cama que mañana a las 7:30 me despierto para ir gym, que me estoy quedando en nada… salvo por la barriga navideña, ¡juas! Os dejo con la interviú...



13 de enero de 2010

Entrada Consuetudinaria o Costumbrista


Sigo pochito y he descubierto por qué dejé de usar la aspirina: no funciona para la fiebre… así que viva el paracetamol y el ibuprofeno. Hoy no he salido de casa para nada, porque estaba pochito (van dos) y no estaba para muchos trotes… No, no es que tenga mucha fiebre, pero la justa. Mañana tengo que ir al médico y apañarme para intentar arreglar la impresora, que está muy pochita, más que yo, y me temo que tiene muy mala pinta… y mi economía está pochita también, por cierto, jajaja…

Aún no me ha llegado mi cámara nuevaréflexsuperguay y no puedo hacer la posta sobre los Reyes Magos, lo que me parece fatal, porque tengo ganas de hacer fotos a cosas nuevas y bonitas, claro… a ver si este finde ya la tengo… A todo esto, sigo viendo Perdidos de forma compulsiva y cuando esto se publique seguramente esté a punto de terminar la tercera temporada… no está mal, pero he tenido antes en mis manos series que me enganchaban más… es que a mi tanto flashback/vista atrás me cansa un poquito y creo que abusan demasiado: ¡así cualquier serie dura 6 años!


El gato del peluquero de las estrellas, del que no sé si he hablado (del gato, no del peluquero), aunque #L cree que sí, sigue buscando un hogar… Es un gato encantador y cariñoso y guapo y mil cosas más, pero su amito no lo puede tener por el cambio de casa y por su alergia a los gatos… Yo me lo quedaría, pero soy alérgico a los gatos… Venga, seguro que algún lector es bueno y amiguito de los animales y amaría tener al pequeño Pepe… Para más info, un correíto, porfa.

Mientras tanto, #L ha empezado su nuevo trabajo, que es estupendo y genial… lo que pasa es que, de momento, ¡me lo tienen raptado!... y claro, tengo que esperar hasta casi las 6 de la tarde para hablar con él… Pero bueno, no pasa nada, porque es por una buena razón, ¿no? Pues con esto, se acaba la entrada de cosas costumbristas… No os olvidéis del gato Pepe, porfis, y decídselo a vuestros amigos y tal… Besos a todos y que el médico me quite los virus, mi cámara llegue pronto y mi impresora se recupere... ¡ah! y que no se me olvide que hoy miércoles me entrevistan en Luz de Gas Radioblog a eso de las 18:00. Que de cosaaaaas...

12 de enero de 2010

Que Modernidad!


Los del FB ya sabéis que estoy pochito y con fiebre… así que insisto en que esto es para poder acabar el año mejor, jisjisjis…: sano. He llamado para pedir cita en el médico y me ha salido la máquina absurda que te da cita. Siempre pienso en las personas mayores cuando me encuentro con una máquina, porque para ellos suele ser complicado eso de pulsar tal tecla o tal otra mientras escuchan a la operadora virtual. El caso es que primero te pregunta si quieres información sobre la gripe A, luego que si quieres cita con el médico o la enfermera (vamos, lo de las recetas de toda la vida) y luego te pide la fecha de nacimiento, y es aquí donde me he quedado sorprendido por la técnica:

    Si quiere información sobre la gripe A, pulse 2, si no, pulse 1

    1

    Si quiere cita con su médico pulse 1, si con su enfermera pulse 2

    2

    Por favor, introduzca su fecha de nacimiento… blablabla…

    5*4*1974

    Usted está pidiendo cita para Otto Más, si es correcto pulse 1

    1…

Joder, vaya flipe, ¿no? Bueno, supongo que cruzarán bases de datos con teléfonos y tal… pero no deja de ser impactante, oiga…

El finde, por cierto, que ayer no dije nada porque estaba febril vivo, estuvo muy bien. El jueves estuve con RMN, que me estuvo echando una mano para buscar algo que comprar de Reyes para #L, pero esto es cosa de otra posta que haré en breve. Luego fui a buscar a #L a Atocha y a casita… pero esto ya lo contaré también en otra posta, que esta era para, por una vez, no cagarme en las operadoras artificiales sino alabarlas, por listas… y nada, qué pereza volver a integrarse en la rutina diaria… ¡Ains!

5 de enero de 2010

Descargas y tal



Como ya he dicho unas cuarenta veces (además de eso de que no os leo, y tal, y no os contesto) tengo un montón de series por ver acumuladas en el portátil. A eso tengo que añadirle el hecho de que #L me picó con Perdidos y me lo bajé integro y he empezado a verlo… antes de ayer… Fue una serie que nunca me llamó la atención demasiado y aún, cuando, mientras escribo esto, voy por el episodio 15 de la primera temporada, tampoco me acaba de convencer… Puede ser porque la estoy viendo a empacho, pero de momento, nada, como los bestsellers (superventas, vamos), que cuanto más se leen y más gente los compra, menos ganas tengo yo de leerlos.

Tengo un pc de escritorio que no tenía ningún uso y un día pensé que, ya que era silencioso, lo mejor era dedicarlo a bajarse cositas, como series… al fin y al cabo, como nos hacen pagar el canon suponiendo que vamos a delinquir, pues ea, aunque me las bajo en V.O. y desde EE.UU., así que seguro que es menos delito, ¡JUAS! (nota mental, la SGAE es una vergüenza)… Si, también bajo porno, pero para qué contar cosas obvias…

A lo que iba, que me puse a bajar Perdidos y ahora he visto que unos cuantos episodios han resultado ser porno hetero… HETERO! Qué impresión, jajaja… Pero bueno, los he borrado sin más, prometido. Es lo malo de usar la mula, que enseguida te la meten doblada si no tienes cuidadín… menos mal que existe el streaming para recuperar capítulos sin esperar a descargarlos.

Más cosas, he descubierto un programa que se llama Jdownloader que lo que hace es bajarse rapidshares y megauploads a lo bestia él solito sin que tengas que estar esperando segundos o minutos ni introducir putos captachas de Satanás (esto también va por Sota, juas). Tú cargas toooodas las direcciones de archivos y él se encarga de todo… Y si lo sabes configurar, se comunica con el rúter y se reconecta para cambiar la IP, que es lo que hace que el servidor te reconozca y no te dé puestos de descarga… Y nada más, que sigo con Perdidos… Besoooos.
P.D. Qué entrada tan poco marica...

4 de enero de 2010

2010… Oh! Grande, espero...


No sé, pero me da buen rollo este año… Por si acaso mejor no digo más, que es escribir y gafarse todo, ¡juas! Ya, de momento, espero acabar el año mejor de como lo he comenzado, porque me recupero de una minigastroenteritis que me tiró en la cama: nada grave, y menos en comparación a la que me hizo vomitar por las calles de Madrid la última vez (pondría el vínculo, pero me da pereza).

Por primera vez en los últimos 20 años (walaaa…) no salí en Nochevieja. Conste que llevaba 5 pensando en que no quería salir, pero al final, por hache o por be, acababa saliendo, así que lo considero todo un logro. Con todo, llevo 3 días sin salir de casa, tirado en la cama y viendo Bob Esponja mientras en la calle llueve, llueve y llueve.

Es raro irse a la cama tan pronto en Nochevieja cuando uno no sale, sobre todo si uno está sobrio, como era el caso. En casa de Sue Ellen se juntaron los Correduá-Kenobi y Big Al y otros tantos compatriotas del italiano de Sue Ellen. Sabed que Sue Ellen vive al ladito de la Puerta del Sol, así que estuvieron de estreno de la nueva plaza y luego siguieron de fiesta, por lo que sé, viendo el especial de La Primera, que hacía un repaso por los programas de Nochevieja de los últimos chorrocientos años… Yo también lo ví, claro está, que no se le puede decir nunca no a un buen revival, y a las 4 o así, después de hablar #L, me fui a dormir con esa extraña sensación de sobriedad que quizás, al acabar esta entrada, sustituya con una minidosis de Absolut que me traje del AVE en veranito.

¿Y Nochebuena? Pues en Nochebuena nos juntamos en casa toda la familia, padres, hermanos, cuñados y sobrinos, y somos, ni más ni menos, 22 personas… Hacemos los regalos, claro, que son de amigo invisible porque con tanta gente a regalar se destruiría cualquier economía. Yo le toqué a mi hermano mayor (que es pésimo con los regalos) y me cayó un trolley muy mono (seguro que le ayudó su mujer) tamaño equipaje de mano y, luego, por parte de mis padres (que sí regalan a toooodos los hijos) mi primera réflex digital… ¡BIEEEEN! Estoy que me muero por hacer fotos, pero todavía no está en mis manos… ains… ya os daré la chapa, ya…


Y nada, que ya no habrá Reyes en mi casa, claro, aunque seguramente yo sí les haga un regalo a mis padres, que soy buen hijo… ya veré…

Feliz año 2010 y que, por los clavos de Clifford, Dior reparta suerte. Y ya está... ¿alguien sabe quién es este modelo? Es por hacerle un monográfico, jisjis...

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails

Lee y calla